ACTUALIZA 4-Presidente venezolano Chávez vive las "horas más difíciles": Maduro

martes 5 de marzo de 2013 18:43 ART
 

* Vicepresidente Maduro dice difundirá parte médico oficial
más tarde
    * Ministros y militares se reunieron tras empeoramiento de
salud de Chávez
    * Maduro pide unidad, denuncia brotes de conspiración
militar
    * Caracas expulsa delegados militares de EEUU por incitar
conspiración

 (Actualiza con datos, detalles)
    Por Marianna Párraga y Patricia Vélez
    CARACAS, 5 mar (Reuters) - El presidente venezolano, Hugo
Chávez, atraviesa las horas más difíciles desde que fue operado
de un cáncer en diciembre, dijo el martes el vicepresidente
Nicolás Maduro, quien denunció conspiraciones para
desestabilizar al país y ordenó la expulsión de dos diplomáticos
estadounidenses.
    La cúpula política y militar venezolana se reunió en pleno,
horas después de informar que la delicada salud del hombre que
gobierna a Venezuela desde hace 14 años había empeorado,
alimentando la incertidumbre sobre su capacidad para asumir el
mandato que ganó en octubre hasta el 2019.
    Rodeado por el gabinete, gobernadores y el mando militar,
Maduro dijo que más tarde habrá un parte sobre la evolución
médica de Chávez, quien sufre problemas pulmonares que lo
obligan a respirar con ayuda de una cánula y enfrenta una
"severa" infección.
    "Oración, acción, con nuestra alma, con nuestra mente orando
por la salud y vida de nuestro comandante presidente en estas
horas que son las más difíciles que hemos vivido desde la
operación del 11 de diciembre", dijo el funcionario.
    La tensión en la potencia petrolera sudamericana se
intensificó luego de que el Gobierno emitió el lunes el más
sombrío parte médico sobre la nueva recaída de Chávez y el
martes dijera que tiene pruebas de que el cáncer que sufre el
mandatario fue "inducido" por sus enemigos.
    "El comandante Chávez fue atacado con esa enfermedad (...)
Nosotros no tenemos ninguna duda de que los enemigos históricos
de esta patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro
comandante", afirmó Maduro, acompañado por Adán Chávez, hermano
del mandatario, y el canciller Elías Jaua.
    Maduro dijo que se había expulsado del país a un agregado
aéreo de la embajada de Estados Unidos, argumentando que había
intentado contactar a militares venezolanos para desestabilizar
al Gobierno. Luego, las autoridades informaron que otro
funcionario militar estadounidense había corrido la misma
suerte.
    Desde que Chávez regresó a su país hace dos semanas tras un
largo tratamiento en Cuba, los partes médicos indicaron
recurrentes problemas en su salud, lo que lleva a muchos
venezolanos a creer que no podrá retornar a la silla
presidencial para continuar su programa socialista de fuerte
control del Estado.
    Hospitalizado, el mandatario no pudo asumir el nuevo mandato
por seis años que ganó en los comicios de octubre. 
    
      
    Mientras algunos médicos cuestionan que un paciente en un
estado tan delicado reciba quimioterapia de "fuerte impacto"
según señalaron las autoridades, la presión interna parece
crecer en la polarizada sociedad venezolana.    
    En al menos cinco puntos del país grupos de estudiantes
identificados con la oposición permanecen encadenados a sedes de
organismos públicos pidiendo que se determine si Chávez está
facultado para gobernar y exigiendo que haya elecciones como lo
establece la Constitución si es que no puede volver al poder.
    "Están jugando con fuego, de manera irresponsable", advirtió
Maduro antes de tildar a los opositores de "traidores" y
"conspiradores".
        
    CAMPAÑA ANTICIPADA
    La Constitución establece que si un presidente prolonga lo
que denomina "ausencia temporal" podría ser declarado por una
junta médica certificada como incapacitado para gobernar, lo que
obligaría a convocar nuevos comicios en los siguientes 30 días.
    Pero el máximo tribunal del país decretó en enero que Chávez
tiene un lapso de tiempo indeterminado para juramentarse,
mientras que Maduro y los ministros pueden seguir en funciones.
    La sentencia complicó más el panorama político y la eventual
sucesión, pues si Chávez inició su nuevo período de Gobierno aun
sin haberse juramentado, no se sabe con exactitud quién lo
reemplazaría en caso de incapacidad o renuncia.
    Maduro -un ex chofer de autobús de 50 años- sería el
candidato del oficialismo en una nueva elección cumpliendo con
el designio de Chávez, quien lo ungió como su sucesor político
si algo le sucediese.
    El vicepresidente parece haber entrado en campaña en los
últimos días, con apariciones diarias en las que enfatiza que la
"revolución socialista" lanzada por Chávez en 1999 seguirá su
curso y con constantes ataques a su potencial contrincante
Henrique Capriles, el gobernador del estratégico estado Miranda.
    Capriles, de 40 años, sería el potencial candidato de
consenso de una atomizada oposición al igual que en la elección
de octubre, en la que perdió frente a Chávez por unos 11 puntos.
     La noticia de que el estado de salud del mandatario sufrió
un deterioro empujó al alza inicialmente a los bonos soberanos.
Sin embargo, conforme avanzaba el día, las ganancias fueron
borradas.
    Los mercados consideran que si Chávez deja el poder, el
"chavismo" tiene más opciones de permanecer al mando del país
que tiene las mayores reservas de petróleo del mundo.

    
    

 (Escrito por Mario Naranjo. Reporte adicional de Girish Gupta y
Andrew Cawthorne. Editado por Damián Wroclavsky)