1 de marzo de 2013 / 17:09 / en 4 años

RESUMEN-Sube gasto en consumo EEUU, sector manufacturero ayudará crecimiento

5 MIN. DE LECTURA

* Gasto consumidor sube 0,2 pct, mayormente en servicios

* Ingresos caen 3,6 pct, mayor baja desde 1993

* Industria crece a mayor ritmo en un año y medio

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 1 mar (Reuters) - El gasto en consumo subió en enero debido a que los estadounidenses desembolsaron más dinero en servicios, mientras que el vigor en el sector manufacturero el mes pasado sugirió que el crecimiento económico está mejorando este trimestre tras estancarse a finales del 2012.

Otros datos publicados el viernes mostraron que la confianza del consumidor subió en febrero, lo que debería ayudar a apoyar el gasto. Pese a esto, la economía no está lo suficientemente recuperada para que la Reserva Federal cambie su política altamente expansiva.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto en consumo se incrementó un 0,2 por ciento en enero tras una revisión a un alza del 0,1 por ciento el mes anterior. Originalmente se había estimado que el gasto había crecido un 0,2 por ciento en diciembre.

El gasto representa cerca del 70 por ciento de la actividad económica de Estados Unidos y, al ajustarse por inflación, avanzó un 0,1 por ciento tras un aumento similar en diciembre.

"El tono débil en el gasto en consumo real muestra la recuperación relativamente suave al comienzo del año, mientras el impacto de la austeridad fiscal comienza a moderar la recuperación", dijo Millan Mulraine, economista de Securities en Nueva York.

En tanto, un reporte separado mostró que el ritmo del crecimiento del sector manufacturero estadounidense cobró fuerza en febrero, ya que los nuevos pedidos siguieron creciendo.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) dijo que su indicador de la actividad fabril nacional subió a 54,2 desde 53,1 en enero, superando las proyecciones de economistas de un retroceso a 52,5. Fue el nivel más alto desde junio del 2011.

Una lectura por encima de 50 refleja expansión del sector. El reporte sugiere que la actividad fabril seguirá respaldando el crecimiento, un buen signo teniendo en cuenta que se espera que el gasto en consumo se retraiga con fuerza estre trimestre debido al alza de impuestos.

Las acciones en Wall Street recortaron pérdidas tras los datos, mientras que los precios de los bonos de Tesoro recortaron sus alzas. El dólar subió contra el euro y el yen.

Los gastos en bienes bajaron, lo que sugiere cierto impacto por la expiración a fines del 2012 de un recorte del 2 por ciento en el impuesto a la renta. Las tasas tributarias para los estadounidenses más ricos también se incrementaron.

Se espera que el impacto sea mayor en los datos sobre el gasto de febrero y que posiblemente se extienda en la primera mitad del año, mientras las familias se ajustan a ingresos menores, que también están siendo afectados por el aumento en los precios de la gasolina.

Los economistas esperan que el gasto en consumo se retraiga y contenga el crecimiento. El Producto Interno Bruto de Estados Unidos avanzó un 0,1 por ciento en los últimos tres meses del 2012, y el gasto del consumidor subió un sólido 2,1 por ciento en la medición interanual.

"Estamos esperando una lectura muy débil en el primer trimestre y eso es por el efecto del ajuste fiscal. Ese factor pesará significativamente en el PIB del primer trimestre, que esperamos sea de 1,2 por ciento", dijo Yelena Shulyatyeva, economista estadounidense en BNP Paribas, en Nueva York.

Pero hay razones para un cauto optimismo. La lectura final del índice sobre la confianza del consumidor de Thomson Reuters y la Universidad de Michigan subió a 77,6 desde 73,8 en enero, superando las expectativas del mercado y la lectura preliminar del índice.

En tanto, el ingreso personal se desplomó un 3,6 por ciento, la mayor caída desde enero de 1993. Parte del declive se produjo a consecuencia de la subida de un 2,6 por ciento en diciembre, cuando las empresas, ansiosas por una inminente alza de impuestos, se apresuraron a pagar dividendos y bonos antes del Año Nuevo.

Los ingresos disponibles tras inflación e impuestos cayeron un 4,0 por ciento en enero tras un avance del 2,7 por ciento en el mes previo.

Mientras que los ingresos cayeron con fuerza y el gasto creció moderadamente, la tasa de ahorro bajó a un 2,4 por ciento, el menor nivel desde noviembre del 2007. Esta tasa había subido al 6,4 por ciento en el último mes del 2012.

El ahorro fue el menor desde diciembre del 2007.

La inflación estuvo contenida, pese a que los precios de la gasolina presionaron al alza. Un índice de precios de gasto en consumo estuvo plano por segundo mes seguido.

El banco central estadounidense se embarcó el año pasado en un programa de compra de bonos y dijo que lo mantendría hasta que se vea una mejora sustancial en el panorama del mercado laboral.

Un crecimiento débil y una inflación benigna podrían forzar a la Fed a mantener su postura de alivio monetario.

(Reporte adicional de Richard Leong y Leah Schnurr en Nueva York. Editado en español por Javier Leira)

Reuters Jl Jjl

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below