Papá está frágil, no enfermo, y no sufrió presiones para renunciar: Vaticano

lunes 11 de febrero de 2013 10:08 ART
 

ROMA, 11 feb (Reuters) - El Papa Benedicto XVI no tiene una enfermedad en particular y su decisión de renunciar fue tomada sin presiones, dijo el lunes el portavoz del Vaticano, tras el sorprendente anuncio de que el Sumo Pontífice dimitirá a fin de mes.

El padre Federico Lombardi dijo que la decisión del Papa, de 85 años, no estaba relacionada con una enfermedad, sino con el progresivo deterioro de su fortaleza, que es normal en una persona de su edad.

"En los últimos meses, ha visto un declive en el vigor, tanto de su cuerpo como de su espíritu", dijo Lombardi a periodistas. "Fue una decisión personal tomada en plena libertad, que merece el máximo respeto", agregó.

(Reporte de Philip Pullella, escrito por Gavin Jones, Editado por Juan Lagorio)

REUTERS JJL GB