Maíz argentino está en buen estado, aunque necesita lluvias: Gobierno

viernes 18 de enero de 2013 14:38 ART
 

BUENOS AIRES, 18 ene (Reuters) - El maíz del ciclo 2012/13 de Argentina, el tercer exportador mundial del cereal, se encuentra en buen estado general, aunque en algunas zonas los lotes comienzan a necesitar lluvias tras semanas con precipitaciones escasas, dijo el viernes el Ministerio de Agricultura.

Tras las intensas precipitaciones de los meses previos, las principales regiones agrícolas del país sudamericano han recibido pocas lluvias desde fines de diciembre, lo que comienza a preocupar a los productores cuando muchos lotes del cereal ingresan a su etapa clave de desarrollo de floración.

No obstante, un funcionario del Gobierno dijo esta semana a Reuters que la cosecha de maíz argentino 2012/13 sería de un récord de entre 28 y 30 millones de toneladas.

"En (distrito de) Salliqueló (en el oeste de Buenos Aires), continúa el buen estado de los cultivos, aunque se estaría necesitando algo de agua", dijo el Gobierno en su reporte semanal de cultivos.

Buenos Aires es la principal provincia agropecuaria de Argentina.

La necesidad de precipitaciones se produce paradójicamente después del exceso de lluvias que el fenómeno El Niño trajo al país en la segunda mitad del 2012, que provocó inundaciones en varias zonas rurales y temores de amplias pérdidas en el área sembrada con el cereal.

Hasta el jueves -fecha de actualización del informe-, los chacareros habían sembrado el 93 por ciento de los 4,6 millones de hectáreas previstos para el maíz 2012/13, un avance semanal de 3 puntos porcentuales, pero 1 punto detrás del ritmo de la campaña previa, señaló la cartera.

En miras de la abundante cosecha prevista para la campaña 2012/13, el secretario de Agricultura, Lorenzo Basso, señaló el viernes que Argentina autorizará en las próximas semanas la exportación de al menos 3 millones de toneladas de maíz, que se sumarán a los 15 millones ya permitidos por las autoridades.

El país austral mantiene regulados los volúmenes de embarques del cereal al exterior -así como los de trigo- para garantizar el abastecimiento doméstico, que demanda aproximadamente 8 millones de toneladas.   Continuación...