ACTUALIZA 2-Vicepresidente Venezuela dice asunción de Chávez puede demorarse

sábado 5 de enero de 2013 00:13 ART
 

* Maduro dice que "formalismo" de la juramentación puede
postergarse
    * Oposición sostiene que Constitución demanda cambio de
mando el 10 de enero
    * Vicepresidente asegura que Chávez sigue en ejercicio de
sus funciones

 (Actualiza con detalles, contexto)
    Por Marianna Párraga y Deisy Buitrago
    CARACAS, 4 ene (Reuters) - El vicepresidente venezolano,
Nicolás Maduro, dijo el viernes que Hugo Chávez seguirá en su
función de mandatario del país sudamericano aun si el cáncer que
padece le impide juramentarse el 10 de enero para el nuevo
mandato que ganó en las elecciones de octubre.
    Sus comentarios son la más nítida señal de que el Gobierno
prepara el terreno para demorar el acto de asunción, una opción
que es rechazada de plano por la oposición, lo que abre el
camino a una tensa situación política.
    El militar retirado de 58 años, que no ha sido visto o
escuchado en público desde que viajó en diciembre a Cuba para
someterse a su cuarta cirugía para combatir un cáncer en la zona
pélvica, sufrió una hemorragia en la operación y una severa
infección respiratoria posterior, lo que siembra cada día más
dudas sobre su recuperación física.
    "En este momento la interpretación que ha venido dándose
sobre este evento es precisamente que el período constitucional
2013-2019 arranca el 10 de enero", dijo Maduro en una entrevista
con el canal estatal de televisión.
    "El presidente Chávez es un presidente reelecto y continúa
en sus funciones. El formalismo de su juramentación podrá
resolverse en el Tribunal Supremo de Justicia en el momento que
así lo estime el Tribunal Supremo de Justicia en coordinación
con el jefe de Estado", agregó, sentando la posición más firme
que hasta ahora ha ofrecido el Gobierno sobre el tema.
        
 
    
    La Constitución venezolana establece que un presidente
electo debe juramentarse el 10 de enero ante la Asamblea
Nacional. 
    Si por una causa "sobrevenida" no pudiera hacerlo ante ese
órgano, lo haría ante el máximo tribunal del país, dice la carta
magna. Si no pudiera asumir, una junta médica debe declararlo
incapacitado y al presidente de la Asamblea Nacional le
corresponde tomar temporalmente las riendas del país y convocar
nuevos comicios, detalla.
    La postura de la oposición venezolana es que si Chávez no
puede asumir el presidente del cuerpo legislativo, controlado
por el partido de Gobierno, debe llamar a elecciones en un plazo
de 30 días.
    "En caso de que el Presidente no pueda acudir a la
juramentación, se debe asumir lo establecido en la
Constitución", dijo el miércoles Ramón Guillermo Aveledo, jefe
de la Mesa de la Unidad Democrática, leyendo un comunicado de la
coalición opositora tras su primera reunión para discutir el
tema.
    Pero Maduro argumentó que el presidente solicitó a
principios del mes pasado un permiso de viaje que puede
prolongarse por 90 días, lo que daría margen de maniobra para
postergar el acto de toma de poder de la potencia petrolera.
    Expertos constitucionalistas consultados por Reuters
coincidieron en que la carta magna es específica cuando habla
del 10 de enero como fecha para la juramentación del presidente,
aun cuando se trate de su reelección.
    Pero advierten que al no existir en Venezuela una ley de
sucesión presidencial ante su ausencia temporal o permanente,
hay vacíos legales que permitirían diversas interpretaciones. Al
Tribunal Supremo y a la Asamblea Nacional, ambas controladas por
el oficialismo, les corresponde dirimir cualquier controversia.

    SALUD DELICADA
    La endeble condición de Chávez ha levantado dudas acerca de
su capacidad para asumir el nuevo período de gobierno.
    En un sorpresivo anuncio antes de partir nuevamente a Cuba,
Chávez conminó a los venezolanos a votar por Maduro en caso de
que la delicada operación a la que se sometió lo dejara
incapacitado por gobernar y tuvieran que convocarse nuevas
elecciones presidenciales.
    Pero tanto Maduro como Diosdado Cabello, presidente de la
Asamblea Nacional, y otros altos funcionarios del Gobierno han
insistido en que a pesar de su delicada situación el locuaz
mandatario sigue llevando las riendas del Estado. 
    "El Presidente en este momento es Presidente en funciones,
tiene su gobierno constituido (...) Tendremos al comandante
recuperado", dijo Maduro.
    Mientras el Gobierno intenta demostrar que no hay una
parálisis en la toma de decisiones, la oposición ha enfilado sus
críticas directamente al vicepresidente, exigiendo recibir más
información sobre la enfermedad de Chávez, de la que no se
conocen muchos detalles, y ya hablan de la eventual nueva
elección.    
    "Creo que Maduro no aguantaría muchos rounds en una
contienda presidencial. No calza la responsabilidad que le
dieron", dijo el ex candidato presidencial opositor Henrique
Capriles, que perdió frente a Chávez en los comicios de octubre,
a través de su cuenta en la red social Twitter.
    Maduro estuvo desde el fin de semana junto a otros
funcionarios y buena parte de la familia Chávez en La Habana y a
su regreso a Venezuela desmintió especulaciones que aseguraban
que viajó a la isla del Gobierno comunista porque la situación
médica de Chávez había vuelto a empeorar.
    Sin embargo, los partes médicos que casi a diario ofrece el
propio Gobierno dan cuenta de delicadas complicaciones durante
la etapa postoperatoria, aunque aseguran que el mandatario se
encuentra "estable".
    Consultado sobre sus aspiraciones de poder, Maduro dijo en
la entrevista que no las tiene.
    "Yo pienso en Hugo Chávez como presidente. Jamás he tenido
ambiciones ni personales, ni personalistas de ningún tipo. Soy
canciller porque una vez me convocó para esa tarea y si algún
día me convoca para ser conductor de un autobús, allí estaré
sencillamente", dijo.

 (Reporte de Marianna Párraga y Deisy Buitrago; Editado por
César Illiano)