21 de diciembre de 2012 / 15:52 / hace 5 años

Oposición a pago de regalías frena ley de reproducción semillas en Argentina

7 MIN. DE LECTURA

* Sectores del Gobierno y agricultores rechazan proyecto

* Ley actual permite reproducción gratuita de semillas

* Semilleros argumentan que impulsaría avances tecnológicos

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 21 dic (Reuters) - Fuertes resistencias de sectores del Gobierno y de agricultores al pago de regalías por la reproducción de semillas en Argentina pusieron en riesgo el futuro de un proyecto de ley clave, impulsado por el oficialismo, que incrementaría la producción de granos del país.

El Gobierno argentino convocó a mediados de año a representantes del sector agropecuario para elaborar un proyecto que reemplace a la actual ley de semillas, que autoriza la reproducción gratuita de simiente adquirida a firmas semilleras, sin el abono de un canon por los avances genéticos logrados.

Tras una serie de reuniones este año, los participantes elaboraron un anteproyecto que contempla que los agricultores de mayor escala paguen regalías a las empresas semilleras por sus avances fitogenéticos -obtenidos del cruce de distintas plantas- al momento de reproducir simiente para su uso en el futuro.

Sin embargo, cuestionamientos al proyecto por parte de sectores del oficialismo así como también de productores rurales impidieron su envío este año al Congreso -como estaba previsto inicialmente-, y aún no está confirmado su tratamiento en el 2013.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y el segundo de maíz, y representantes de firmas productoras de semillas señalan que la aprobación de la nueva ley impulsaría el desarrollo y la inversión en nuevas variedades de cultivos con rendimientos más elevados.

Una fuente del Gobierno dijo a Reuters que actualmente el proyecto se encuentra detenido y que en el 2013, cuando se realizarán elecciones legislativas nacionales, sería retomado, aunque sin la seguridad de su aprobación en el Congreso.

El subsecretario de Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura, Emilio Pérsico, dijo recientemente al periódico La Nación que "no está en el temario del Gobierno una ley de semillas. No hay ninguna ley (de semillas) en tratamiento".

Un portavoz de Pérsico dijo que el funcionario no estaba disponible para hablar sobre el tema. Por otro lado, funcionarios del Ministerio de Agricultura también declinaron realizar comentarios.

De sancionarse, el proyecto marcaría un cambio en la postura que Argentina mantuvo durante un conflicto entre productores locales y Monsanto hace casi una década por el pago de regalías a la empresa, en la que el Gobierno respaldó el reclamo de los agricultores de reproducir de forma gratuita semillas con tecnología de la firma, como estipula la actual ley.

En el vecino Brasil, el principal exportador mundial del grano de soja, es extendido el pago de regalías por desarrollos genéticos en cultivos, lo que ha permitido a su agricultura acumular un mayor número de eventos que Argentina.

No obstante, Monsanto recientemente se vio obligado a suspender el cobro de regalías por sus semillas de soja RoundUp Ready (RR) en Brasil luego de que una corte del estado de Mato Grosso declaró que la patente de la firma expiró en el 2010 y no fue renovada dentro de la nación.

En Paraguay, donde se abona a Monsanto un canon de 4 dólares por tonelada de soja producida por el uso de semillas RR, la Asociación de Productores de Soja (APS) comenzó a luchar contra el pago de regalías por la semilla de la oleaginosa, alentados por el fallo de la corte brasileña.

Paraguay es el cuarto exportador de soja, luego de Argentina.

Inversiones Expectantes

Las firmas comercializadoras de semillas, expectantes del destino del proyecto, señalan que el pago de regalías es un impulso para las empresas productoras de simiente para invertir en investigaciones genéticas.

"La ley actual no favorece la inversión en desarrollo ni la liberación de nuevas tecnologías porque no hay un marco adecuado de protección a la propiedad intelectual del obtentor (del desarrollo)", dijo Alfredo Paseyro, presidente de Asociación Semilleros Argentinos (ASA).

"(El pago de regalías) es la única manera que tenemos que la industria pueda seguir investigando para que los productores dispongan de las mejores tecnologías" y que se alcancen los 160 millones de toneladas anuales de granos que el Gobierno se ha puesto como meta para el 2020, señaló Paseyro.

Actualmente Argentina produce cerca de 100 millones de toneladas de granos por año, de los cuales cerca de la mitad es soja, el cultivo estrella del país.

"La agricultura de hoy no es la de la década del 70 (cuando fue sancionada la actual ley de semillas)", dijo Gerardo Bartolomé, presidente de la firma Don Mario -la mayor proveedora de semillas de soja de Sudamérica-, que añadió que el pago de regalías impulsaría desarrollos tecnológicos en el sector.

Si bien el plan cuenta con el aval de varios actores del sector rural del país sudamericano, algunos productores demandan que no se modifique la actual Ley de Semillas.

La Federación Agraria Argentina (FAA), la asociación que agrupa a pequeños y medianos agricultores, se retiró de las reuniones iniciales para la elaboración del proyecto y rechaza el pago de regalías por la reproducción de semillas.

"El derecho a uso propio nace con el origen de la agricultura. Si yo siembro una semilla, ¿no puedo usarla yo después? ¿Sigue siendo de ellos? Es un problema que implica perder soberanía", dijo Juan Carlos Herrero, secretario de Coordinación de FAA.

Por otro lado, algunas entidades rurales ven como positivo el abono de un canon a las firmas semilleras, aunque consideran que su pago no debería realizarse cada vez que se reproduce simiente.

"Estamos de acuerdo con la tecnología y que haya que pagarla", dijo Luis Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural Argentina, aunque señaló que el abono de regalías debería producirse a los cinco años de reproducir las semillas.

La entidad agropecuaria Confederaciones Rurales Argentinas sostiene que los productores deberían poder realizar un uso propio gratuito de las semillas por un período de tres años.

Las principales entidades rurales de Argentina han mantenido una relación conflictiva con el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández por las políticas oficiales, marcadas por la intervención en los mercados del sector. (Reporte adicional de Nicolás Misculin, Maximiliano Rizzi y Hugh Bronstein; Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below