Inversiones agrícolas necesitan subir para vencer hambre: ONU

jueves 6 de diciembre de 2012 09:53 ART
 

ROMA, 6 dic (Reuters) - La inversión en agricultura debe subir en forma sustancial para reducir el hambre en un mundo que lucha contra elevados y volátiles precios de alimentos, dijo el jueves una agencia de las Naciones Unidas en un informe.

Alrededor de 870 millones de personas, o una de cada ocho personas en el mundo, padecen de desnutrición crónica, según las Naciones Unidas (ONU). Erradicar el hambre extremo está entre las metas del milenio de la ONU.

Los gobiernos pueden impulsar la inversión agrícola asegurando que se respeten los derechos de propiedad, mejorando la infraestructura rural y estimulando la formación de cooperativas de productores, dijo la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

"Los agricultores deben ser centrales en toda estrategia para incrementar la inversión en el sector", dijo la FAO, agregando que la inversión productora, o el gasto de los agricultores, es tres veces mayor que la suma de todas las otras formas de inversión, incluyendo contribuciones extranjeras y gubernamentales.

En el informe sobre el estado mundial de la agricultura y la alimentación del 2012, la FAO advirtió que los niveles de inversión privada y pública en la agricultura por trabajador están estancados o en disminución en regiones donde la pobreza rural y el hambre son más severos.

Gobiernos deficientes, altos niveles de corrupción e impuestos elevados a la agricultura son algunos de los muchos obstáculos que reducen los incentivos para que los productores inviertan en el sector.

La FAO también dijo que las inversiones a gran escala ofrecen oportunidades de empleo y transferencia de tecnología pero que los gobiernos y las compañías deben garantizar que se beneficie la población local y que las transferencias de tierras sean conducidas en formas transparentes y justas.

Los lineamientos sobre el uso responsable de la tierra respaldados por la ONU obtuvieron el consenso internacional este año tras tres años de debate, impulsando esfuerzos para regular la apropiación de tierras por parte de inversores extranjeros en África y Asia y para impulsar la seguridad alimentaria.

Los lineamientos incluyen promover iguales derechos para las mujeres al adquirir títulos de propiedad de tierras, crear sistemas de registros transparentes accesibles a los pobres en zonas rurales y proteger los derechos territoriales tradicionales.   Continuación...