27 de noviembre de 2012 / 20:03 / hace 5 años

Argentina exhorta a corte apelaciones EEUU que retrase pago a acreedores

* Orden de pagar a bonistas que no ingresaron al canje debe ser suspendida: Argentina

* BNY Mellon, otros terceros pueden sufrir "grandes daños"

* Argentina dice que fallo podría desalentar emisiones deuda bajo ley Nueva York

Por Nate Raymond

27 nov (Reuters) - Mientras crecen los temores a otra cesación de pagos, A rgentina le pidió a una corte de apelaciones de Estados Unidos que suspenda un fallo que ordena al país pagar unos 1.300 millones de dólares a bonistas que rechazaron dos canjes de deuda tras la crisis financiera del país en el 2002.

El pedido de emergencia a la corte de apelaciones del Segundo Circuito busca frenar los efectos de una orden que dictó el juez de distrito Thomas Griesa en Nueva York la semana pasada, que requiere que Argentina deposite el dinero en custodia para el 15 de diciembre.

Argentina sostiene que la corte del Segundo Circuito debería retrasar la orden mientras el país realiza nuevas apelaciones en el caso, argumentando que el fallo de Griesa podría resultar en la "destrucción" de su reestructuración de deuda y causaría "daño extremo a muchos".

El país sudamericano también dijo que no podría cumplir con la orden de Griesa bajo la ley argentina, que prohíbe el pago a acreedores que rechazaron el canje con mejores términos que a aquellos bonistas que ingresaron a los canjes de deuda del 2005 y 2010.

Argentina indicó además que podría no cumplir con sus obligaciones de deuda si la orden de Griesa se mantiene en pie.

"La orden para un depósito en custodia inmediato bajo estas amenazas es imposible de cumplir y no tiene en cuenta a los intereses de muchos terceros involucrados, como también la soberanía de la República", dijo Argentina en su moción.

La orden de Griesa, emitida el miércoles pasado, causó preocupación entre el 93 por ciento de los bonistas que aceptaron fuertes pérdidas cuando acordaron canjear su deuda incumplida.

Temen que Argentina puede entrar en un "cese de pagos técnico" de 24.000 millones de dólares en deuda reestructurada.

La orden también fue un golpe para la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien llama a los bonistas que no aceptaron el canje "buitres" y dijo que nunca les pagará.

Los acreedores que no aceptaron el canje en este caso incluyen a Elliott Management Corp, NML Capital Ltd y los fondos de Aurelius Management. Portavoces de NML y Aurelius no hicieron declaraciones o no respondieron a un pedido de comentarios el martes.

La orden de Griesa el miércoles fue una respuesta a una decisión del Segundo Circuito emitida el 26 de octubre.

La corte de apelaciones falló en ese momento que Argentina violó provisiones que requieren que se trate en forma igualitaria a los acreedores, al pagarle a los bonistas que participaron en sus canjes de deuda antes que a aquellos que no ingresaron.

RIESGO PARA TERCEROS

El Segundo Circuito le devolvió el caso a Griesa para que él defina cómo se iban a formular los pagos y determinar como las órdenes judiciales se aplicarían a terceros, como el Bank of New York Mellon Corp, que actúa como agente intermediario para los bonistas que ingresaron al canje.

Argentina argumenta que la orden de Griesa no trató las preocupaciones del Segundo Circuito sobre cómo la orden afectaría a terceros.

"No tiene precedentes, ni justificación, que se responsabilicen como cómplices a participantes del mercado financiero que no hacen más que realizar sus funciones normales y cumplen con sus propias obligaciones hacia terceros", dijo Argentina en la moción.

El país dijo que sería "poco razonable" aplicarle la orden al BNY Mellon. Argentina sostiene que una vez que los fondos son transferidos al BNY Mellon, ya no son propiedad del país y pertenecen exclusivamente a los bonistas del canje.

Argentina también dijo que permitir que esta orden permanezca vigente "generaría un gran daño al uso de la ley de Nueva York para regir emisiones soberanas y corporativas y presentaría una fuerte desventaja a las instituciones financieras de Nueva York en lo que respecta a ese tipo de emisiones".

Un portavoz del BNY Mellon no respondió a un pedido de comentarios. El banco ha dicho que no cree que deba estar afectado por el fallo.

Un grupo de bonistas que ingresaron al canje presentó una moción propia el lunes respaldando a Argentina en su pedido de frenar la orden de Griesa.

Argentina sostiene que esos acreedores "no podrían haber anticipado" la decisión del magistrado estadounidense.

"Si los bonistas que ingresaron al canje hubiesen entendido remotamente que sus contratos apoyaban este extraordinario resultado, ninguno hubiese aceptado una oferta de canje", dijo Argentina. (Traducido al español por Juliana Castilla)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below