Gremios opositores en Argentina realizan primera huelga general en una década

martes 20 de noviembre de 2012 10:23 ART
 

* Exigen alzas salariales y la eliminación del impuesto a las ganancias

* Manifestantes cortaban accesos a Buenos Aires y rutas en todo el país

* Gremios industriales no adherían a la protesta

BUENOS AIRES, 20 nov (Reuters) - Sindicatos opositores al Gobierno argentino bloqueaban el martes carreteras y calles, paralizaban el transporte aéreo y terrestre y frenaban las exportaciones clave de granos, en la primera huelga general en casi 10 años para exigir compensaciones para los trabajadores por la alta inflación en el país.

La huelga de 24 horas convocada por la principal central obrera, la peronista Confederación Central del Trabajo (CGT), y la más pequeña Central de Trabajadores Argentinos (CTA) era acatada mayormente entre los gremios de servicios y de empleados estatales.

En cambio, los sindicatos industriales, nucleados en una escisión de la CGT que respalda a la presidenta Cristina Fernández, rechazaron sumarse a la protesta, la primera de su clase desde diciembre del 2002 cuando una feroz crisis económica disparó el desempleo por encima del 21 por ciento.

Los huelguistas exigen una subida del salario mínimo y las asignaciones por planes sociales, la eliminación del impuesto a los ingresos de los asalariados -llamado ganancias- y un alza de las jubilaciones para hacer frente a una alta inflación que economistas privados calculan en un 25 por ciento para este año.

"Tenemos la obligación de poner por delante la necesidad de los trabajadores para que atiendan las demandas que estamos planteando, que es que los jubilados no pueden vivir con lo que ganan, que el salario mínimo no alcanza y que se quite el impuesto a las ganancias", dijo a Reuters el director general adjunto de la CTA en Buenos Aires, Pablo Spataro.

El Gobierno, que sólo reconoce un incremento en los precios que orilla el 10 por ciento anual, ha calificado a la protesta como una extorsión y ha dicho que está motorizada por las ambiciones políticas de sus líderes.   Continuación...