17 de noviembre de 2012 / 19:48 / hace 5 años

ACTUALIZA2-A.Latina promete apoyo a países ibéricos, alerta sobre austeridad

* Países latinoamericanos prometen oportunidades de inversión

* España pide seguridad jurídica para sus compañías en Latam (Cambia redacción, agrega detalles)

Por Fiona Ortiz y Tomás Cobos

CÁDIZ, España, 17 nov (Reuters) - América Latina prometió el sábado oportunidades de inversión para las compañías españolas y portuguesas afectadas por la recesión, pero advirtió a los países ibéricos que asumir recortes demasiado drásticos en el gasto fiscal sólo podría empeorar la crisis económica.

El compromiso a los países europeos en problemas dominó la cumbre de dos días de líderes de España, Portugal y América Latina en la ciudad de Cádiz, un puerto de trascendencia histórica a partir de los años del colonialismo.

En un cambio radical de fortunas, España y Portugal ahora esperan que los mercados latinoamericanos les ayuden en el camino a su recuperación.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, fue la estrella del encuentro ante la esperanza de que la demanda de los consumidores y los proyectos de infraestructura de la economía de su país valuada en 2,5 billones de dólares creen oportunidades para las empresas ibéricas, pasando por sectores desde la energía a los minoristas.

"También hemos sido impactados por la crisis por la desaceleración de los mercados internacionales, pero estamos ampliando la inversión pública y privada en infraestructura", dijo Rousseff en la cumbre que terminó el sábado.

Muchos países de América Latina están familiarizados con la clase de crisis fiscal por la que están atravesando Portugal y España.

En las últimas décadas buena parte de la región pasó por ciclos de crecimiento acelerado y recesiones, en los que sufrieron devaluaciones y llevaron adelante programas de austeridad supervisados por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"No cometan los mismos errores que nosotros", dijo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al advertir que la austeridad podría empeorar la recesión.

SEGURIDAD JURIDICA

En las décadas de 1980 y 1990, empresarios españoles construyeron imperios de negocios en América Latina en un proceso que fue conocido como "la Reconquista".

Las mayores compañías españolas, desde los grupos bancarios Santander y BBVA a firmas de tecnología como Indra y empresas de telecomunicaciones como Telefónica , son cada vez más dependientes de los ingresos de la región debido a la caída de sus operaciones domésticas.

Angel Gurria, secretario general de la agrupación de naciones ricas OCDE, dijo que Latinoamérica tiene nuevas oportunidades para la inversión española en infraestructura, tecnología y educación.

Pero América Latina también presenta riesgos para las firmas ibéricas.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que las compañías de su país necesitaban un ambiente de certidumbre jurídica en la región, en referencia a nacionalizaciones ocurridas en Venezuela y Argentina.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, no asistió a la cumbre este año, que se produce en medio de una disputa por la nacionalización en abril de YPF, una unidad de la petrolera española Repsol.

Los líderes de Venezuela, Paraguay, Uruguay, Guatemala, Cuba y Nicaragua también estuvieron ausentes.

De todas formas, la participación de la cumbre de este año fue mejor a la del año pasado, cuando sólo acudió la mitad de los miembros invitados, lo que generó interrogantes sobre la relevancia del evento.

CRITICAS A LA AUSTERIDAD

En momentos en que España y otros países de la periferia europea aplican un duro proceso de corrección fiscal bajo el dictado de los socios de la zona euro, numerosos asistentes a la cumbre criticaron las políticas de austeridad e instaron a inclinar la balanza hacia medidas que impulsen el crecimiento.

"La consolidación fiscal exagerada y simultánea en todos los países no es la mejor respuesta para la crisis mundial y puede, incluso, agravarla, llevando a una mayor recesión", declaró Rousseff, que advirtió sobre el peligro de que los déficit aumenten.

El vicepresidente argentino, Amado Boudou, coincidió, al señalar que la experiencia argentina "nos ha enseñado que las políticas de ajuste fiscal van en contra de la recuperación económica", y alertó sobre los peligros para el continente americano de estas medidas.

Entre las pocas voces discordantes se encontró la de Pedro Passos Coelho, primer ministro de Portugal -país que ya ha sido rescatado en la crisis de la zona euro y está aplicando la receta de austeridad-, quien dijo que "la salida de la crisis pasa por la disciplina y el ajuste fiscal".

El también portugués José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europa, no criticó abiertamente los estrictos ajustes fiscales pero hizo énfasis en la necesidad de priorizar el crecimiento, señalando que la población española ya está haciendo "importantes sacrificios".

En este sentido, Barroso criticó que "algunos países", en clara referencia a Reino Unido, quieran rebajar el presupuesto de la Unión Europa.

"Pensamos que hay una contradicción cuando algunos países dicen que quieren dar la prioridad al crecimiento y después no quieren apoyar el principal instrumento que tenemos al nivel europeo para las inversiones en el crecimiento", aseveró.

El presupuesto de la Unión Europea se encuentra bloqueado por el Reino Unido, que exige unas fuertes reducciones en el gasto. (Reportes adicionales de Fiona Ortiz y Angus MacSwan. Editado por Carlos Ruano y Emma Pinedo en Redacción Madrid y Marion Giraldo en Santiago de Chile)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below