13 de noviembre de 2012 / 16:08 / en 5 años

ACTUALIZA 2-Colombia y FARC aplazan comienzo de diálogo de paz en Cuba

* Participación ciudadana obliga a aplazar el inicio de las negociaciones

* Presidente colombiano dice que la voluntad permitirá un resultado exitoso

* Ejército de Liberación Nacional crea comisión exploratoria (Actualiza con declaración de guerrilla ELN)

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA, 13 nov (Reuters) - El Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC aplazaron por cuatro días el inicio de las negociaciones de paz en Cuba y recién desde el próximo lunes buscarán poner fin a casi cinco décadas de sangriento conflicto interno en el país sudamericano.

El diálogo comenzará sin que se haya acordado un cese al fuego y será el primer intento en más de diez años para acabar con la confrontación que ha cobrado miles de vidas.

"Delegados del Gobierno Nacional y las FARC-EP acordamos continuar la reunión técnica para ultimar detalles de los mecanismos para la participación ciudadana entre el 15 de noviembre y hasta el 18 del mismo mes", dijo un comunicado de las dos partes.

"El lunes 19 en La Habana, Cuba, los delegados negociadores empezarán la discusión sobre la agenda acordada", precisó.

El primer tema a abordar es el de política agraria integral, que incluye el acceso y el uso de la tierra, programas de desarrollo, infraestructura y adecuación de tierras.

También se discutirán temas de desarrollo social, salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza, estímulo para la producción y sistema de seguridad alimentaria.

Bajo el principio de "nada está acordado hasta que todo esté acordado", las partes también tienen previsto dialogar sobre garantías para el ejercicio de la política, fin del conflicto, solución al problema de las drogas ilícitas y víctimas.

El proceso de paz se instaló formalmente en Noruega el pasado 18 de octubre, un acto en el que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejaron al descubierto las profundas diferencias que deberán superar para lograr un acuerdo.

FARC SIGUE CON ATAQUES

Pese a una ofensiva militar que comenzó en el 2002 en el Gobierno del ex presidente Alvaro Uribe -y que acabó con la vida de varios de sus principales comandantes y llevó a la deserción de miles de combatientes- las FARC tienen capacidad de hacer ataques de gran impacto, incluso en los grandes centros urbanos.

Este fin de semana rebeldes de ese grupo, que cuenta con unos 9.000 combatientes desde los 17.000 hace una década, lanzaron explosivos de fabricación artesanal contra el municipio de Suárez, en el suroccidental departamento del Cauca, dejando más de 20 heridos y daños materiales.

De acuerdo con analistas, la decisión del Gobierno de dialogar en medio de la confrontación, podría llevar a la guerrilla a intensificar sus hostilidades para demostrar poder y buscar sacar ventaja en la mesa de negociación.

El presidente Santos dijo, antes de que se conociera el comunicado aplazando el inicio de la negociación, que la voluntad será decisiva para el éxito del proceso.

"Nosotros seguimos con nuestra agenda normal y esperamos que en la mesa de negociación se muestre la buena voluntad, porque si hay buena voluntad hay acuerdos; si no hay buena voluntad, pues no hay acuerdos", declaró en Lisboa, a donde arribó para una visita oficial a Portugal.

Santos irá después a la Cumbre Iberoamericana que se celebrará en España y allí tiene previsto informar a sus colegas sobre el diálogo con las FARC, consideradas terroristas por Estados Unidos y la Unión Europea.

ELN APOYA

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda fuerza guerrillera de Colombia, apoyó el diálogo de paz y les recomendó pactar un cese al fuego bilateral mientras dialogan.

Adicionalmente, anunció que conformó una delegación para un diálogo de exploración con el Gobierno y ratificó su interés de buscar una solución política al conflicto.

"Anunciamos al país y a la comunidad internacional que la delegación del ELN para el diálogo exploratorio con el Gobierno está conformada y lista para cumplirle a Colombia", dijo un comunicado del grupo rebelde.

El éxito de la negociación con la insurgencia le aseguraría a Santos un lugar en la historia de Colombia y dejaría abierta la puerta para su eventual reelección en el 2014, pero un fracaso acabaría con su capital político y sus posibles aspiraciones de continuar en el poder.

Aunque la mayoría de colombianos respalda el proceso de paz con las FARC, de acuerdo con recientes sondeos, menos de la mitad cree que se podrá llegar a un acuerdo.

Además de los complejos temas a negociar con posiciones radicalmente opuestas, el tiempo será otro de los obstáculos a superar.

Mientras que el Gobierno sostiene que en meses se puede llegar a un acuerdo, las FARC dicen que no se puede poner límites para solucionar problemas que por décadas han sido la causa de la confrontación. (Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below