5 de noviembre de 2012 / 19:04 / hace 5 años

Siembra de soja y maíz en Argentina se acelera gracias a clima soleado

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 5 nov (Reuters) - La siembra del maíz y la soja 2012/13 volvió a tomar impulso en los últimos días en Argentina, un proveedor mundial clave de alimentos, gracias a una serie de jornadas soleadas que mejoraron las condiciones del suelo tras semanas de lluvias excesivas.

La recuperación del ritmo de siembra, tras las fuertes demoras provocadas por las precipitaciones, es una buena noticia para los países consumidores de alimentos, que dependen de Argentina para elevar la oferta internacional de granos luego de que sequías afectaran a Rusia, Estados Unidos y Australia.

El país sudamericano es el principal exportador global de aceite y harina de soja, el segundo de maíz y el tercero de soja en grano.

“La siembra comenzó de nuevo, salvo en las zonas más bajas que aún se encuentran demasiado húmedas”, dijo a Reuters Tomás Parenti, ingeniero agrónomo de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Los agricultores de Argentina esperan recolectar abundantes cosechas de soja y maíz, los dos principales cultivos del país, a pesar de las lluvias superiores a las normales que cayeron desde agosto en la principal región agrícola, provocando inundaciones que obligaron a algunos analistas a realizar recortes en las estimaciones de área sembrada.

La falta de precipitaciones y las jornadas soleadas recientes alentaban las expectativas de los productores.

En las últimas dos semanas, los cielos despejados de nubes en el norte de la provincia de Buenos Aires y en las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba facilitaron el secamiento de las capas superiores del suelo, permitiendo de nuevo el ingreso de las máquinas rurales a los campos.

“La siembra del maíz y la soja ha avanzado significativamente”, dijo Germán Heinzenknecht, experto de la Consultora de Climatología Aplicada.

“Las condiciones serán satisfactorias en la región agrícola central, al menos hasta el jueves, cuando arribarán nuevas lluvias desde el sur”, agregó Heinzenknecht, quien detalló que el sur de Buenos Aires podría recibir precipitaciones significativas, mientras que en el resto del núcleo agropecuario serían más moderadas.

De acuerdo a Parenti, aún es muy temprano para determinar de manera precisa las pérdidas provocadas por las inundaciones en el maíz y la soja.

Hasta el jueves, los agricultores locales habían sembrado el 40 por ciento de los 3,4 millones de hectáreas previstos para el maíz de uso comercial 2012/13, unos 16,8 puntos porcentuales detrás del ritmo de la campaña previa, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Con respecto a la soja 2012/13, la entidad señaló que, hasta fines de la semana pasada, los chacareros argentinos habían implantado el 3,6 por ciento de los 19,7 millones de hectáreas calculados para la oleaginosa, 9 puntos porcentuales detrás del ritmo del año pasado.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó las cosechas de soja y maíz 2012/13 de Argentina en cifras récord de 55 millones y 28 millones de toneladas, respectivamente.

El trigo 2012/13 de Argentina, cuya área sería de 3,7 millones de hectáreas y cosecha de 10 millones de toneladas según la Bolsa de Cereales, en cambio ya inició su etapa de recolección. (Traducido al español por Maximilian Heath; Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below