Provincia argentina paga en pesos bonos emitidos en dlrs: medio

sábado 6 de octubre de 2012 11:15 ART
 

BUENOS AIRES, 6 oct (Reuters) - La norteña provincia argentina de Chaco pagó el viernes en pesos servicios por bonos por cerca de 263.000 dólares, emitidos originalmente en la moneda del país norteamericano, señaló el sábado el periódico matutino La Nación.

El Gobierno de Argentina estableció fuertes controles cambiarios en el último año con el objetivo de detener la fuga de capitales, mientras el peso argentino continúa depreciándose frente al dólar estadounidense.

Los bonos chaqueños fueron emitidos en dólares en el 2006 y tienen como fecha de vencimiento el 2015 y el 2023.

Sin embargo, la provincia no pudo cancelar los pagos por servicios de bonos el viernes en la moneda estadounidense debido a que no cuenta con autorización para adquirir dólares por parte del Banco Central argentino (BCRA), señaló Nora Ramos, titular de la Gerencia Técnica y de Valores Negociables de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), de acuerdo a La Nación.

"Esta Bolsa de Comercio (BCBA) ha tomado conocimiento que la provincia (de Chaco) no cuenta con la autorización pertinente del Banco Central de la República Argentina para adquirir los dólares estadounidenses necesarios para hacer frente al mencionado pago", dijo Ramos, según el matutino.

La provincia norteña terminó saldando su deuda mediante un pago de cerca de 1,24 millones de pesos, a un cambio de 4,72 pesos por dólar, señalaron autoridades chaqueñas en una nota, añadió el periódico.

Argentina es uno de los principales exportadores mundiales de alimentos y los altos precios internacionales de los granos, junto a una devaluación de su moneda hace aproximadamente 10 años, ayudaron al país a recuperarse de una feroz debacle financiera en el 2001/02.

No obstante, en el último año la economía argentina se ha desacelerado por los efectos de la crisis económica mundial, altos niveles de inflación, una cosecha reducida tras una sequía e incertidumbre en el mercado por los severos controles a la compra de dólares. (Reporte de Hugh Bronstein, Traducido al español por Maximilian Heath; Editado por Ricardo Figueroa)