Wall St sube en víspera de datos de empleo de EEUU

jueves 4 de octubre de 2012 18:34 ART
 

Por Angela Moon

NUEVA YORK, 4 oct (Reuters) - El índice S&P 500 subió por cuarta sesión consecutiva el jueves, y podría alcanzar un máximo de cinco años si el reporte de empleos del viernes en Estados Unidos muestra señales alentadoras para el mercado laboral.

El repunte fue amplio, con un alza en los 10 sectores del S&P 500 y el sector financiero a la cabeza. El índice financiero del S&P tuvo una ganancia de un 1,5 por ciento.

En el campo tecnológico, las acciones de Google Inc alcanzaron durante la sesión un nuevo máximo en 52 semanas, a 769,89 dólares. La acción cerró con un alza de un 0,7 por ciento, a 768,05 dólares.

La cantidad de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidio por desempleo creció levemente la semana pasada tras un marcado descenso la semana previa, informó el Departamento de Trabajo el jueves, generando esperanzas de que el reporte de empleos del viernes muestre una mejoría.

El índice de volatilidad CBOE, el indicador de la ansiedad de Wall Street, descendió un 5,7 por ciento a 14,55.

El promedio industrial Dow Jones cerró con alza de 80,75 puntos, o un 0,60 por ciento, a 13.575,36 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 avanzó 10,41 puntos, o un 0,72 por ciento, y terminó en 1.461,40.

En tanto, el índice Nasdaq Composite ganó 14,23 puntos, o un 0,45 por ciento, y cerró en 3.149,46 unidades.

El S&P 500 acumula una subida de un 16,2 por ciento en lo que va del año. Esa fuerte ganancia, junto con débiles datos económicos globales e interrogantes respecto a si el rescate de España llegara a suceder, ha provocado que algunos inversores dijeran que el repunte está empezando a verse sobreextendido.

Un dólar más débil ha impulsado los precios del crudo y los metales básicos, lo que redundó en un alza de las acciones de los sectores energético y de materiales. Un índice de acciones energéticas avanzó un 1 por ciento, y el del sector materiales ganó un 1,3 por ciento.

Los datos mostraron que las ventas de septiembre de los minoristas estadounidenses fueron sólidas, gracias a que los compradores efectuaron las compras de vuelta al colegio y pusieron un freno a los gastos más grandes antes de la temporada navideña. (Editado en español por Hernán García)