3 de octubre de 2012 / 18:38 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Fuerzas policiales argentinas protestan por salarios

* Policías de fronteras y de vías navegables protestan por salarios

* Gobierno busca desactivar conflicto con pago inmediato

* Ministro dice impedirá desbordes de manifestantes (Agrega detalles, citas)

Por Guido Nejamkis

BUENOS AIRES, 3 oct (Reuters) - Miles de policías de fronteras y vías navegables protestaban el miércoles en Buenos Aires y otras ciudades argentinas por mejores salarios, en una inédita demostración de descontento de fuerzas de seguridad que el Gobierno intenta desactivar.

El reclamo de la Gendarmería y la Prefectura Naval incluyó manifestaciones y asambleas en el centro de la capital argentina, y fue disparado por una reforma administrativa que redujo sensiblemente salarios de miles de efectivos. Luego se sumó una petición de alza salarial.

El Gobierno prometió el miércoles frenar el recorte de sueldos y compensar a los afectados, pero sin ofrecer una mejora en los haberes.

"Acá queremos que nos arreglen el sueldo. Nos sacaron bastante plata del bolsillo y nuestros hijos y nuestras familias lo están sufriendo", dijo un prefecto por un altavoz en la sede de la fuerza, en el centro de Buenos Aires.

Alrededor de él cientos de efectivos gritaban "¡el sueldo no se toca!".

Un grupo de suboficiales de la Armada también protestaba frente a la sede de la fuerza en Buenos Aires para exigir mejores salarios, dijo a Reuters una fuente militar.

Diputados oficialistas y opositores firmaron un documento en el que llamaron a las fuerzas de seguridad a "adecuar sus acciones a pautas de funcionamiento democrático y subordinación a las autoridades legalmente constituidas".

Medios locales de prensa reportaron que efectivos de Prefectura Naval también se acuartelaron en otras ciudades del interior del país.

No todos los servicios de seguridad prestados por la Prefectura y la Gendarmería eran afectados por la protesta. Los patrullajes y controles en puertos y fronteras se realizaban normalmente, dijo una fuente de la policía de fronteras.

La protesta policial llega en un momento político sensible para el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, que enfrenta una abrupta caída de su popularidad por las preocupaciones de la población centradas en la violencia urbana y una alta inflación que corroe el poder de compra salarial.

Las manifestaciones en reclamo de alzas salariales son usuales en Argentina, donde la inflación supera el 20 por ciento anual según estimaciones privadas.

La Gendarmería Nacional viene siendo usada por el Gobierno para combatir el delito en Buenos Aires y su populosa periferia.

El jefe de Gabinete de ministros, Juan Manuel Abal Medina, culpó del recorte salarial a una "desastrosa" aplicación de la reforma administrativa que decidió el Gobierno y que implicó recortes de hasta el 70 por ciento en los salarios más bajos de la Prefectura Naval.

Abal Medina dijo que fue la administración de la Prefectura Naval la que instrumentó la reforma.

GOBIERNO REACCIONA

El funcionario advirtió que, pese a que consideraba justo el reclamo, el Gobierno no permitirá que la protesta se desborde.

"Hemos visto imágenes de fuerzas de seguridad en la calle, hemos visto imágenes por ejemplo como esta, una puerta cerrada. En el día de ayer (martes) a funcionarios del Gobierno Nacional (...) se le impidió la salida de un edificio (de la Prefectura) cuando estaba buscando justamente una salida para el conflicto", explicó.

"Creo que los argentinos sabemos muy bien lo que fue nuestro pasado. Esas épocas duras, esos momentos que nunca más debemos repetir, no vamos a permitirlos", agregó en referencia a la dictadura militar de 1976-1983 que dejó miles de desaparecidos.

Aunque aún no sufrieron el recorte, los gendarmes se acuartelaron porque esperaban que sus salarios también se vean alcanzados por la medida.

"Terminaríamos cobrando menos de la mitad del sueldo", se quejó ante las cámaras de televisión Raúl, un gendarme apostado frente a la sede de la policía de fronteras en Buenos Aires.

Casi el 50 por ciento de los 17.600 efectivos de la Prefectura Naval sufrieron descuentos en sus salarios de septiembre, dijo Abal Medina.

Un prefecto dijo a Reuters que recibió un descuento salarial del 70 por ciento.

Tras el ofrecimiento del Gobierno, gendarmes y prefectos continuaron la protesta y dijeron que querían compromisos por escrito.

También reclamaron un salario mínimo de 7.000 pesos (1.489 dólares) y que se incorporen a sus haberes varios conceptos que le pagan mensualmente fuera del sueldo.

"Basta de palabras. La medida continúa al 100 por ciento. Queremos conversar y consensuar algo", dijo un prefecto. (Reporte de Guido Nejamkis)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below