2 de octubre de 2012 / 23:44 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Venezolano Capriles promete obras, Chávez mejor Gobierno

6 MIN. DE LECTURA

* --Las leyes venezolanas prohíben la difusión de encuestas dentro del país una semana antes de los comicios--

* Capriles ofrece hospitales, carreteras y plantas eléctricas

* Chávez pide más tiempo y salud para ser "mejor Presidente" (Actualiza con citas presidente Chávez, cambia redacción)

Por Marianna Párraga y Mario Naranjo

YARITAGUA/CARACAS, 2 oct (Reuters) - El candidato opositor venezolano, Henrique Capriles, dijo el martes que terminará las obras de infraestructura inconclusas del Gobierno tras 14 años de revolución socialista, mientras que Hugo Chávez prometió que será "un mejor presidente" si consigue su reelección el domingo.

Ambos candidatos intentan seducir a los cientos de miles de ciudadanos que aún no decidieron su voto, a cinco días de unos comicios que se vislumbran como los más reñidos que haya tenido que enfrentar el militar retirado, que gobierna desde hace casi 14 años.

A pesar de estar abajo en la mayoría de las últimas encuestas divulgadas, Capriles ha venido remontando terreno frente al mandatario, que tuvo que disminuir su vertiginoso ritmo de trabajo tras tres intervenciones por el cáncer que le fue diagnosticado el año pasado.

En el occidental estado Mérida, enfundado en la camisa del equipo de fútbol local, Estudiantes, Capriles ofreció priorizar la culminación de plantas eléctricas, carreteras, hospitales y obras turísticas olvidadas por el mandatario.

"¿Quién va a creer que después de 14 años lo que no se hizo se va a hacer ahora?", dijo Capriles haciendo eco en uno de los mayores reclamos de los 29 millones de venezolanos que sufren de una crisis de servicios agudizada en los últimos dos años.

"La decisión del 7 de octubre es ¿quieren estar donde estamos o quieren tener un futuro mejor?", se preguntó retóricamente Capriles ante decenas de miles de partidarios que colmaron una larga avenida.

Tras su breve discurso en los andes venezolanos, el gobernador de 40 años atravesó la mitad del país para llegar al estado Anzoátegui donde volvió a dirigirse a miles de personas.

La oposición diseñó la campaña de Capriles para destacar su juventud y energía a expensas de Chávez, quien inició la justa preelectoral con pocos actos y movilizaciones, reservando sus fuerzas para la recta final.

Las encuestas sugieren desde una victoria del comandante -aunque no tan amplia como en las últimas presidenciales del 2006 cuando ganó por 30 puntos- hasta un triunfo estrecho de Capriles, un escenario que mantiene alborotado al mercado de deuda del país.

Desde el inicio de la campaña presidencial en julio, el precio de la deuda venezolana ha ganado al menos 7 por ciento, según datos de Thomson Reuters.

La curva de los bonos venezolanos retrocedió el martes. El papel marcador de la deuda soberana con vencimiento al 2027 perdió un 0,6 por ciento intradía hasta un hasta los 89,188-90,313, luego de que en la jornada pasada rebasó el techo de los 92,00.

"Mejor Presidente"

El Presidente, por su parte, inició la víspera desde su natal Barinas una caravana que culminará el jueves en Caracas bautizada como "la ofensiva final" que recorrerá más de 500 kilómetros por tierra y aire.

Ante una marea de gente vestida de rojo, Chávez dio un encendido discurso en el estado Yaracuy, al occidente del país, donde pidió más tiempo para culminar su obra.

"No sólo no les voy a fallar, sino que voy a ser mejor presidente, para ayudar a solucionar hasta los más pequeñitos problemas que aquejan al pueblo", dijo Chávez antes de partir a la ciudad de Barquisimeto para comandar la segunda caravana del día a bordo de un camión descapotable.

La línea de los dos discursos que dio el martes incluyó una constante advertencia de todos los beneficios que la población perdería si la oposición gana las elecciones.

"Sería un verdadero desastre (si gana Capriles) porque la propuesta burguesa es volver atrás, que Venezuela de un salto atrás de 20 años hacia el neoliberalismo de donde venimos saliendo", dijo antes de ponerse unos binoculares para llegar a divisar el final de la nutrida concentración.

La inseguridad es el mayor dolor de cabeza de los venezolanos, seguido del alto costo de vida, según sondeos de opinión. Tras una profunda crisis eléctrica en el 2010, la gestión de los servicios públicos también figura en la lista de problemas, junto al desempleo.

Sin embargo, el comandante-presidente aún cuenta con amplio apoyo de la población gracias a una decena de subsidios para la mayoría pobre del país que alimenta con una bonanza petrolera sin precedentes en el mayor exportador de crudo de Sudamérica.

La gente se agolpó desde muy temprano para esperar al mandatario que en las últimas semanas se ha mostrado más activo dejando en el pasado su convalecencia de principios de año.

"Vine porque el sueño de mi vida es ver a Chávez y decirle que lo amo. Llegue tempranito y estaba en primera fila pero me emocioné tanto que me desmayé y me sacaron", dijo Yamileth López en Yaritagua, una de las ciudades que atenderá un nuevo tren que planea unir a los llanos con el centro del país. (Escrito por Diego Oré; Reporte adicional de Eyanir Chinea; Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below