1 de octubre de 2012 / 19:00 / en 5 años

REENVÍO-Capriles vota por estrechar lazos A.Latina, distancia con Irán

5 MIN. DE LECTURA

(Repite para agregar aviso sobre prohibición difusión de encuestas en Venezuela)

* --Las leyes venezolanas prohíben la difusión de encuestas dentro del país una semana antes de los comicios--

* Opositor desestima relaciones con Irán, Bielorrusia

* Capriles dice gobierno suyo aceleraría paz FARC y Colombia

* Chávez inicia recta final de campaña en su pueblo natal

Por Diego Oré

CARACAS, 1 oct (Reuters) - El candidato de la oposición venezolana Henrique Capriles dijo el lunes que si gana los comicios del domingo espera estrechar los lazos con los países latinoamericanos y marcó distancia de Irán y Bielorrusia, aliados del presidente Hugo Chávez quien busca su reelección.

Además, el gobernador de 40 años dijo que revisaría, uno por uno, los convenios bilaterales que ha firmado Chávez durante sus casi 14 años en el poder, mediante los cuales el país caribeño envía crudo a países amigos en condiciones laxas a cambio de médicos, entrenadores y alimentos.

"Queremos fortalecer nuestras relaciones con América Latina. Queremos relaciones con respeto y vamos a fortalecer las relaciones con países democráticos, con los que tenemos afinidad", dijo Capriles en Caracas durante una rueda de prensa con medios internacionales.

"¿Qué afinidad tiene Venezuela con Irán o con Bielorrusia? ¿Acaso el presidente de Bielorrusia no es un dictador? ¿No le dimos la espada de Bolívar a (Muammar) Gaddafi, dos veces? ¿Esas son las relaciones que queremos los venezolanos? No", se respondió el líder opositor.

En la última década, el socialista Chávez ha estrechado las relaciones con países vistos con cautela por Estados Unidos -su enemigo ideológico- como Irán, Bielorrusia, Rusia y China con los cuales posee millonarios convenios de equipamiento militar y participación en gigantes proyectos petroleros.

La mayoría de las encuestas en Venezuela colocan a Chávez a la delantera de las preferencias electorales, pero Capriles ha venido acortando la brecha que lo separa del mandatario, mientras dos reconocidos sondeos lo colocan a la cabeza.

Por primera vez desde que asumió como presidente, Chávez se mide contra un candidato unitario de la oposición, mientras su popularidad ha sido golpeada por los problemas que aquejan a los venezolanos como el alto costo de vida, fallas en los servicios y delincuencia rampante.

Paz en Colombia, conversación en Cuba

El gobernador de 40 años aseguró que con un gobierno encabezado por él se aceleraría el proceso de paz entre el grupo guerrillero de las FARC y la vecina Colombia, que empezarán conversaciones este mes en Oslo buscando poner fin a un conflicto de casi 50 años.

"Creo que un gobierno encabezado por nosotros aceleraría el proceso de paz en Colombia porque Venezuela dejaría de ser un albergue para guerrilleros, para grupos armados, para grupos que están al borde de la ley", aseguró.

El mes pasado, Capriles se reunió privadamente con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y le pidió que durante las negociaciones de paz con las FARC se incluya la liberación de unos 30 venezolanos que permanecerían secuestrados en el vecino país.

Además, Capriles dijo que se sentaría a conversar con el presidente de Cuba, Raúl Castro, para revisar la presencia de más de 40.000 cubanos que trabajan en Venezuela a cambio de envíos de petróleo a la isla.

"Estoy seguro que con el presidente Raúl Castro, una vez que pasemos el proceso electoral, nos sentaremos a conversar sobre estos temas y decirle presidente Castro vamos a sacar la cuenta", dijo Capriles calculando los servicios de los cubanos en Venezuela en uno 800 millones de dólares al año, mientras que los envíos de petróleo serían de unos 4.000 millones de dólares.

Chávez, de 58 años, ha acelerado en los últimos días el ritmo de su campaña que empezó de a pocos mientras se recuperaba de un fuerte tratamiento contra el cáncer que le fue diagnosticado a mediados del año pasado.

El lunes, comandaba una enorme caravana en su estado natal Barinas, donde el fin de semana fueron asesinados a balazos tres dirigentes de la campaña de Capriles. La oposición dijo que los disparos vinieron de un vehículo estatal pero las autoridades no han confirmado esta versión y prometieron investigar el hecho.

Los inversionistas esperan que unas eventuales políticas más amigables con el mercado por parte de Capriles terminen con las nacionalizaciones y otras medidas de control estatal sobre la economía que han dividido al país con las mayores reservas de crudo del mundo.

El militar retirado ha destinado gran parte de las ganancias petroleras a subsidios sociales que le han granjeado una enorme base de apoyo entre la mayoría pobre del país y que le ha ayudado a imponerse en casi todas las elecciones en las que ha participado junto a su Partido Socialista Unido de Venezuela.

El mandatario ha advertido que la oposición está preparando actos de violencia de perder las elecciones. Por su parte, políticos opositores han mostrado su temor a que si Chávez pierde el 7 de octubre, pueda no reconocer los resultados. (Con reporte adicional de Eyanir Chinea y Andrew Cawthorne)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below