21 de septiembre de 2012 / 16:48 / en 5 años

Argentina flexibiliza precio local del biodiésel tras críticas

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 21 sep (Reuters) - El Gobierno argentino decidió flexibilizar el precio doméstico del biodiésel y permitir su alza, luego de que se dispararon las quejas del sector porque redujo el valor del biocombustible el mes pasado.

El precio variará cada 15 días tomando como referencia el valor de exportación del biodiésel sin impuestos, cuando antes el Gobierno publicaba mensualmente una cifra fija.

Miguel Almada, experto de biocombustibles del Ministerio de Agricultura, explicó el viernes que “la idea es que el precio esté atado a los vaivenes que tiene el aceite de soja”, que es el principal insumo del biodiésel argentino.

“El espíritu es ése: si sube mucho el aceite de soja, que el biodiésel acompañe las subas”, agregó. “Hoy el precio sería más alto que el de agosto”, añadió sin dar más detalles.

En un decreto publicado el jueves, el Gobierno estableció que el valor del biodiésel debe resultar “equivalente al precio de referencia deducido el monto del derecho (impuesto) de exportación”.

Una fuente del sector privado, que pidió no ser identificada, señaló que con la nueva medida el precio doméstico rondará los 4.660 pesos (995 dólares) por tonelada, levemente por encima de los 4.405 pesos que el Gobierno había fijado en agosto y que motivó las críticas de la industria.

Antes del ajuste, el valor del biocombustible era de 5.195 pesos por tonelada. Su costo de producción es de aproximadamente 4.900 pesos por tonelada en promedio, según analistas.

La medida se suma a una marcha atrás parcial del Gobierno a un aumento en los impuestos a las ventas al exterior del combustible que, según el sector, puso en riesgo la posición de Argentina como el mayor exportador mundial del biocombustible.

Con el cambio se estableció una tasa móvil, que será revisada cada 15 días por las autoridades, y que actualmente implica una reducción en los impuestos a las ventas externas del producto.

Tras el alza del impuesto a la exportación y la baja del precio local anunciados en agosto, muchas empresas productoras de biodiésel advirtieron que no podrían seguir operando por la abrupta caída en sus márgenes de ganancias.

Algunas compañías de baja escala, que dedican su producción al mercado interno y deben comprar el aceite de soja a los exportadores, directamente anunciaron el cierre tras la decisión oficial de reducir el precio doméstico.

“Esto no sirve, la situación sigue estando muy mal”, dijo la fuente del sector privado a Reuters.

En Argentina, el diésel debe contener obligatoriamente un 7 por ciento de biodiésel -aunque el Gobierno dijo que podría subir esa cuota a un 10 por ciento-, lo que asegura un mercado a las firmas que elaboran el combustible.

La producción de biodiésel de Argentina fue de 2,4 millones de toneladas en el 2011, según datos oficiales, de las cuales fueron exportadas 1,7 millones de toneladas por 2.088 millones de dólares. (Reporte de Nicolás Misculin. Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below