21 de septiembre de 2012 / 14:58 / en 5 años

Argentina deberá esperar para vender maíz a China pese a acuerdo

5 MIN. DE LECTURA

* Argentina y China sellaron este año trato para venta de maíz

* Fuerte alza de precio del grano desalienta las importaciones

* Una abundante cosecha china limita su necesidad del cereal

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 21 sep (Reuters) - Argentina anunció con bombos y platillos en febrero que había cerrado un acuerdo largamente esperado para exportar maíz a China, pero después de varios meses, el segundo proveedor mundial del cereal aún no ha enviado embarques al gigante asiático debido a los altos precios del cereal.

Argentina no tiene dificultades para colocar su maíz en el mercado internacional, considerando el volumen de la actual cosecha, pero si se cumplen sus previsiones de crecimiento para los próximos años le será fundamental contar con el mercado chino.

Buenos Aires y Pekín firmaron en febrero unos protocolos que permiten el ingreso de maíz transgénico argentino a China -un gigante agroimportador que restringe la compra de algunos granos genéticamente modificados-, pero la escalada de los precios del cereal en una campaña con una escasa cosecha estadounidense está desalentando los negocios.

"Esa es la principal razón. Está todo listo, pero es caro", dijo a Reuters Martín Fraguío, director ejecutivo de Maizar, un grupo que reúne a toda la cadena comercial del maíz en Argentina.

"China sale a importar y para un país como la Argentina es fundamental tenerlos en la lista. Porque por más de que tengamos 80 destinos, no quiere decir que, si un año tenés una cosecha mucho mejor, vas a poder colocar el maíz sin problemas", agregó.

Aunque la cosecha argentina del ciclo 2011/12 -que finalizó recientemente- fue arrasada por una sequía como consecuencia del fenómeno La Niña, muchos expertos esperan un récord para la nueva campaña, que acaba de iniciarse y podría arrojar una producción de 28 millones de toneladas, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha dicho que la cosecha de maíz llegaría a 24,5 millones de toneladas, de los que podrían exportarse las dos terceras partes.

El gobierno argentino prevé incrementar en más del 50 por ciento su producción de granos para el 2020, en parte gracias a un aumento en la cosecha de maíz.

China es el mayor comprador mundial de harina y aceite de soja, de los que Argentina es líder global de ventas, y hace años mostró interés en el maíz del país austral, lo que motivó muchas reuniones diplomáticas para allanar el camino para el comercio del cereal argentino.

"Ellos siempre tienen un poco esta estrategia de esperar y aguardar precios más tranquilos, más bajos", explicó Ricardo Baccarin, analista de la consultora local Panagrícola, que estimó que si los precios bajaran, China seguramente realizaría compras de maíz argentino.

Según las estadísticas oficiales del Ministerio de Agricultura local, hasta julio Argentina aún no había exportado ni una tonelada de maíz a China, pese al protocolo que firmaron las autoridades en febrero tras más de un año de negociaciones.

Gigante Importador

Las importaciones chinas de maíz -principalmente proveniente de Estados Unidos- se incrementaron en los últimos años hasta superar los 3 millones de toneladas en el 2011 y analistas han dicho que podrían seguir creciendo, lo que convierte a la nación asiática en un atractivo mercado para Argentina.

Pero, una de las peores sequías de la historia de Estados Unidos -el primer exportador global del grano- hizo que el maíz se disparara cerca del 50 por ciento en julio en el mercado de futuros de Chicago, lo que desalentó el interés del gigante asiático.

"China había comprado un montón de maíz a Estados Unidos. Cuando el precio del maíz empezó a subir, China lo volvió a vender dentro del mercado americano, nunca lo embarcó", dijo Fraguío.

Además, como la demanda china de maíz es para uso forrajero, los importadores tienen la opción de recurrir a otros granos de menor precio, como el trigo o la cebada, dijeron los especialistas consultados.

Baccarin explicó que el interés chino por el maíz también se ve limitado por su enorme producción del cereal 2012/13, que el USDA prevé en 200 millones de toneladas.

"Algo de importaciones va a necesitar, pero no en la magnitud que hubiera necesitado dos o tres campañas atrás", dijo el analista.

Según el USDA, la nación asiática importará apenas 2 millones de toneladas en el ciclo 2012/13, desde los 5,3 millones de la campaña previa. (Editado por Nicolás Misculin y Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below