10 de septiembre de 2012 / 20:38 / hace 5 años

Mercados argentinos permanecen apáticos y con reducida liquidez

* Peso estable por intervención oficial

* Bolsa arrastrada por expectativas frente a Fed y BCE

* Apatía entre inversores reduce caudal de negocios

BUENOS AIRES, 10 sep (Reuters) - Los mercados de Argentina registraron pocos negocios el lunes ante la apatía de los inversionistas, dado los controles cambiarios existentes y la incertidumbre de las plazas externas a la espera de definiciones en las economías más importantes del mundo.

Operadores coincidieron en que los inversores institucionales exhibieron una escasa participación y sólo optaron por negociar papeles de alta liquidez, en una rueda donde las acciones y los bonos perdieron terreno.

El mercado cambiario argentino opera con fuertes trabas desde octubre, cuando el Gobierno impuso crecientes impedimentos a la compra de divisas.

La moneda local mayorista se mantuvo estable en su mínimo histórico de 4,66/4,6625 por cada dólar, y el peso marginal también permaneció sin variantes a 6,31/6,33 unidades .

El Banco Central actuó con su intervención diaria para regular precios, por lo que debió perder unos 30 millones de dólares de sus reservas.

La triangulación financiera conocida como "contado con liquidación", mediante la cual se compran activos en el mercado local para venderlos en el exterior a cambio de dólares libres de las restricciones oficiales, ubicó un tipo de cambio en 6,49 pesos por dólar.

CAIDA EN BOLSA Y BONOS

La bolsa argentina pasó a terreno negativo por toma de utilidades y la deuda soberana cayó por una lenta recomposición de carteras, en medio de la prudencia de los inversionistas que apuestan a nuevos estímulos de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco Central Europeo.

El índice Merval de Buenos Aires cayó un 0,43 por ciento a 2.371,61 puntos, luego de mostrar una mejora tope del 0,53 por ciento en la primera parte de la rueda.

A contramano de la tendencia, se destacó la mejora del 3,15 por ciento en los títulos de la gigante siderúrgica Siderar .

El papel de Siderar venía de caer con fuerza entre jueves y viernes por declaraciones encontradas entre el titular del grupo controlador y el Gobierno, aunque durante el fin de semana hubo un acercamiento por escrito entre las partes que ayudó a distender la situación.

"La aparente tregua entre la empresa (Siderar) y el Gobierno permite el rebote en sus acciones, pero no creo que cambie la percepción de los inversores de un día para el otro, ya que venimos de una suma de acontecimientos negativos por parte del accionar oficial", dijo Hernán Labrone, analista de Fénix Compañía Financiera.

En el mercado existe el temor de un mayor protagonismo del Estado en las empresas, luego de recientes decisiones de intervención en diferentes rubros.

Desde que asumió a fines del 2007, la presidenta Cristina Fernández nacionalizó diferentes empresas, incluida la mayor petrolera del país YPF, intervino varias otras, impuso barreras proteccionistas para frenar importaciones, limitó el pago de dividendos e impidió a las compañías girar remesas al extranjero.

"Estamos en una semana clave por el lado internacional, ya que al margen de avances por la ayuda de Europa a las países de la zona que necesiten asistencia financiera, se debe esperar por la reunión de la Fed, lo que puede llevar a un compás de espera en las (acciones) petroleras", sostuvo otro operador.

La Reserva Federal de Estados Unidos se reúne esta semana y se espera que al final de su encuentro, el jueves, decida una nueva ronda de compra de bonos públicos para estimular a la economía (QE3).

En el mercado de la deuda pública, los bonos extrabursátiles promediaron un descenso del 0,2 por ciento, con nuevas tomas de ganancias sobre los cupones atados al crecimiento económico doméstico.

El intervencionismo estatal ha irritado a los inversores extranjeros y llevado al riesgo país de la tercera economía latinoamericana a ubicarse como el más alto entre las naciones emergentes medidas por el banco JP Morgan en su índice EMBI+.

Este índice, que se calcula por el diferencial de rendimiento de los bonos argentinos respecto de los bonos estadounidenses, caía 15 unidades (2015 GMT) a 961 puntos básicos. (Reporte de Jorge Otaola; Editado por Juana Casas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below