21 de junio de 2012 / 14:47 / en 5 años

Conflicto camioneros con Gobierno argentino crece;falta gasolina

* Camioneros frenarán completamente actividad

* Bloqueos, paro distribución combustible, afectan provisión gasolina

* Sindicato camioneros con capacidad de paralizar actividad económica

Por Guido Nejamkis y Helen Popper

BUENOS AIRES, 21 jun (Reuters) - La gasolina comenzaba a escasear el jueves en Argentina luego de que el poderoso sindicato de camioneros lanzara un paro en la distribución de combustibles, que incluyó bloqueos a refinerías y que extenderá a otros sectores, en un abierto desafío a la presidenta Cristina Fernández.

El gremio también controla el transporte de granos en uno de los mayores exportadores globales de materias primas alimenticias, y reclama un alza salarial del 30 por ciento que el Gobierno rechaza, además de una baja de los impuestos a sus sueldos, carcomidos por una inflación cercana al 25 por ciento anual.

La puja puso frente a frente al Gobierno de la peronista Fernández con el que fue uno de sus principales aliados, el también peronista y líder de la mayor central obrera argentina Hugo Moyano, un sindicalista al que responden también gremios portuarios, ferroviarios y grupos de empleados estatales.

Los camioneros paralizaron en la noche del martes la distribución de combustibles, una medida prevista para concluir el viernes, y un día después bloquearon refinerías.

Moyano, que cuenta con una gran capacidad de movilización, dijo que en la tarde del jueves anunciará cuándo los camioneros pararían el resto de sus actividades, que van desde la recolección de residuos hasta la distribución de caudales.

El Gobierno respondió a la protesta de los camioneros enviando agentes de seguridad a una planta de distribución de una petrolera, denunció en la justicia a Moyano y su hijo Pablo, el jefe del gremio, y anunció que impondría una fuerte multa de 4 millones de pesos (880.000 dólares) al sindicato.

Mientras, largas filas de automóviles se formaban ante las estaciones de expendio de combustible, muchas de las cuales ya agotaron sus existencias.

“Actualmente hay un 70 por ciento de faltante de combustible”, dijo a periodistas Luis Malchiodi, titular de la Federación de Entidades de Combustibles de Buenos Aires. “A media mañana prácticamente no va a haber combustible en ningún lado”, agregó.

En tanto, Rosario Sica, de la Federación de Empresarios de Combustibles, indicó que “si continúa el paro, mañana (viernes) habrá dificultades” ya que “las reservas no alcanzan para 36 horas”.

DETERIORO

Analistas políticos afirman que el conflicto entre el Gobierno y los camioneros expone el deterioro de la situación económica en Argentina, cuya actividad se ha desacelerado severamente tras años de fuerte.

“Esto es una consecuencia importante del deterioro de la situación económica de Argentina. Durante varios años de expansión económica no hubo una conflicto de estas características”, dijo Pascual Albanese, analista político y vicepresidente del Instituto de Planificación Estratégica.

“Cuando por una cantidad de motivos da la impresión que ese ciclo expansivo se ha agotado (...) esto naturalmente no hace sino incrementar la conflictividad social”, agregó.

En las últimas semanas Moyano se acercó al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien dijo que competirá por la presidencia en el 2015 si Fernández no pude ser reelecta.

Fernández y su marido y antecesor, el fallecido Néstor Kirchner, restauraron en el 2003 la autoridad presidencial en Argentina tras el colapso de la economía en 2001/02, pero críticos acusan a la mandataria de gobernar de forma ríspida, sin favorecer el diálogo entre intereses distintos.

“La estrategia de concentración y acumulación de poder personal que la presidenta ha venido profundizando a partir de su reelección en octubre va generando reacciones de distintos tipo dentro del propio peronismo. Moyano no quiere ser un mero acompañante de las iniciativas de la presidenta y exige un protagonismo que hoy el Gobierno le ha negado”, dijo Albanese.

Otro analista, Sergio Berensztein, de la firma Poliarquía, consideró que el conflicto entre Gobierno y camioneros podría seguir escalando. “Acá nadie quiere ceder nada. El diálogo parece una palabra prohibida”, dijo Berensztein a una radio. (Con reportes adicionales de Helen Popper, Magdalena Morales y Jorge Otaola.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below