ANALISIS-Petroleras nacionalizadas reciben beneficio de la duda

viernes 15 de junio de 2012 13:23 ART
 

* Sauditas y rusos muestran producción estatal puede crecer

* El veredicto aún está abierto sobre Venezuela

* Argentina no lo tendría tan fácil

Por Peg Mackey y Andrew Callus

VIENA, 15 jun (Reuters) - El ministro de Energía de Venezuela intervino esta semana y sin muchos complejos denunció al hombre sentado al lado suyo de ser un "predador" y un representante de la "arbitrariedad colonialista que ha hecho tanto daño al mundo".

Su desafortunado vecino en el podio de la conferencia era el jefe de la petrolera estadounidense ConocoPhillips, que reclama miles de millones de dólares a Venezuela en compensación por la nacionalización en el 2007 de sus operaciones en el país.

El propio jefe del ministro Rafael Ramírez, el presidente Hugo Chávez, es unas de las voces más críticas del capitalismo a nivel mundial.

Los líderes nacionalizadores del siglo XXI podrían tener buenas razones para creer que pueden hacer un trabajo mejor que las petroleras privadas y extranjeras, a las que ven como empresas desinteresadas y demasiado preocupadas por el corto plazo.

Los veteranos de la industria petrolera mencionan a Saudi Aramco como ejemplo de una compañía estatal bien administrada y capaz de llevar adelante una producción moderna, estable y eficiente. La que alguna vez fue un emprendimiento conjunto entre compañías estadounidenses y el reino de Arabia Saudita es ahora una entidad estrictamente estatal.   Continuación...