ACTUALIZA1-FUTBOL-Bolivia derrota 3-1 a Paraguay en eliminatoria

sábado 9 de junio de 2012 21:09 ART
 

(Agrega declaraciones de los técnicos)

LA PAZ, 9 jun (Reuters) - Bolivia logró el sábado su primera victoria en la eliminatoria sudamericana al derrotar por 3-1 como local a Paraguay, para salir provisionalmente del último puesto del torneo alimentando una remota esperanza de clasificación al Mundial de fútbol Brasil 2014.

Dos goles del paraguayo naturalizado boliviano Pablo Escobar, a los 69 y 79 minutos, sellaron una victoria local que había comenzado a forjarse con una anotación tempranera de Alcides Peña, a los nueve minutos, en partido de bajo nivel técnico y trabado con frecuencia.

Paraguay, con un planteamiento conservador que contrastó con el ímpetu local, descontó a los 81 minutos por intermedio de Cristian Riveros, en el único tramo del partido en que los visitantes se lanzaron decididamente al ataque.

Ambos equipos quedaron igualados en el séptimo puesto del torneo con cuatro puntos, uno más que la selección de Perú, que hará el domingo una peligrosa visita a Uruguay. Pero los bolivianos jugaron ya seis partidos y los paraguayos, cinco.

La imperiosa necesidad de ganar o ganar pareció animar al cuadro verde boliviano, que con más ímpetu que orden dominó desde el inicio a una escuadra albirroja visitante que pareció temerosa, pese a haber entrenado más de tres semanas en los 3.600 metros de altura promedio de La Paz.

Marcelo Martins, de esperado regreso en el equipo local luego de una suspensión por tarjetas amarillas, no llegó a anotar, pero tuvo una participación decisiva en dos goles.

A los nueve minutos, Martins disputó un balón en el área, forzando un mal rechazo que Peña aprovechó dentro del área para rematar de media vuelta y abrir el marcador con la complicidad del defensor paraguayo Adalberto Román, quien desvió el balón con el pecho.

Bolivia perdió a los 62 minutos una primera oportunidad de afianzar su victoria, cuando el arquero paraguayo Justo Villar atajó un tiro penal ejecutado casi con displicencia por Gualberto Mojica.   Continuación...