Huelga agro corta abasto puertos Argentina,no afecta exportación

jueves 7 de junio de 2012 14:42 ART
 

BUENOS AIRES, 7 jun (Reuters) - La entrada de camiones con granos a la mayor zona agroportuaria de Argentina se redujo el jueves drásticamente por una huelga comercial que realizan productores locales contra un alza impositiva, lo que sin embargo no afectaría las exportaciones de este gran proveedor de alimentos.

La protesta de los chacareros, que están enfrentados desde hace años con el Gobierno de Cristina Fernández, generó temores respecto del suministro internacional de granos e impulsó los precios en el mercado de Chicago. Argentina es el principal exportador de aceite y harina de soja del mundo.

Productores rurales del país austral iniciaron el miércoles un cese de comercialización de una semana a nivel nacional, en rechazo de un incremento de impuestos al sector en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito agrícola del país.

El impacto de la medida de fuerza empezó a sentirse el jueves en el polo agroindustrial de Rosario, desde donde sale cerca del 80 por ciento de las exportaciones de granos y derivados de Argentina. Las mayores firmas agroexportadoras del mundo tienen sus plantas y terminales propias en esa zona.

La Bolsa de Rosario dijo que, hasta las 0900 GMT, habían ingresado 1.638 camiones con granos a los puertos de la región, una caída del 59 por ciento respecto del día previo. En ese mismo día del 2011, habían ingresado 5.461 camiones a Rosario, agregó la entidad.

En momentos en que la cosecha de soja y maíz del ciclo 2011/12 está cerca de finalizar, las firmas que operan en Rosario cuentan con suficientes reservas de mercadería para cumplir con sus compromisos hasta el miércoles, cuando está previsto el final de la huelga.

"Las empresas cerealeras tienen millones de toneladas en reservas. Así que pueden digerir fácilmente una huelga de una semana", dijo un ejecutivo de una agroexportadora con base en Buenos Aires.

Pero, teniendo en cuenta la tensa relación de los productores con el Gobierno por sus políticas intervencionistas en el sector, los exportadores están atentos a señales de nuevas protestas.

Los agricultores argentinos -que se quejan de las restricciones a las exportaciones de maíz y trigo, entre otras cuestiones- ya realizaron tres huelgas este mes en la provincia de Buenos Aires.

La huelga comercial actual había sido inicialmente decidida el jueves pasado, cuando los legisladores de la provincia de Buenos Aires aprobaron un alza del impuesto a las tierras rurales impulsada por el oficialismo y muy cuestionada por los agricultores, que alegan no poder soportar más alzas de costos.

En el 2008, una extensa protesta de los productores -que incluyó paros, bloqueos de rutas y masivas manifestaciones- sumergió en una crisis política al Gobierno de Fernández, que se vio obligado a dar marcha atrás con una modificación del gravamen sobre las exportaciones agrícolas. (Reporte de Hugh Bronstein; editado en español por Maximiliano Rizzi)