Asamblea de OEA en Bolivia parece animar sólo a los locales

domingo 3 de junio de 2012 22:25 ART
 

Por Hugo Bachega

COCHABAMBA, Bolivia, 3 jun (Reuters) - Bajo una sombrilla improvisada, Cristina Guzmán observaba pacientemente el domingo el intenso movimiento de automóviles que rompió la tranquilidad del pequeño pueblo suburbano que acoge a la reunión anual de cancilleres de la OEA en el corazón de Bolivia.

Estaba esperando a interesados en los emparedados que puso a la venta en un pequeño puesto callejero frente al hotel de Tiquipaya, en las afueras de Cochabamba, donde se realiza la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

Y no estaba sola. Otra media docena de vecinos también vio en la reunión internacional una oportunidad de negocio culinario.

Pero poco antes de la inauguración oficial de la reunión, la clientela era sólo de policías y periodistas.

"En realidad hay poca venta", comentó Cristina, con cierta frustración.

No era lo único que parecía estar por debajo de las expectativas. La reunión de ministros de Relaciones Exteriores del continente generó poca expectativa internacional, sin ningún asunto urgente o de gran impacto en la agenda.

La principal ausencia era la de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton. El canciller brasileño, Antonio Patriota, tampoco llegaba al encuentro que se prolongará hasta el martes.

Unos 2.000 policías patrullaban Tiquipaya durante la Asamblea, controlando el tránsito de vehículos y vigilando el cumplimiento de una ley seca.   Continuación...