Agro inicia huelga con protesta en provincia clave de Argentina

jueves 10 de mayo de 2012 16:36 ART
 

BUENOS AIRES, 10 mayo (Reuters) - Tres de las mayores asociaciones rurales de Argentina dejaron de vender el jueves sus productos en la principal provincia agraria del país, Buenos Aires, en una medida prevista por cuatro días en protesta contra el alza de un impuesto.

Con una manifestación en la ciudad de La Plata, capital de Buenos Aires, los productores rurales empezaron una movilización que no afectará inmediatamente las exportaciones, pero que de extenderse podría generar inconvenientes en los embarques de uno de los principales proveedores agrícolas del mundo.

Pese a la medida, los senadores de la provincia de Buenos Aires aprobaron el jueves una fuerte subida del impuesto a las tierras, una medida que ahora deberá ser votada por los diputados del distrito.

"Esta reforma va a dejar fuera del sistema a muchos pequeños y medianos productores que no podrán subsistir. Este es un proyecto concebido contra el más elemental derecho de propiedad", dijo el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, a través de un comunicado.

La huelga comercial de los productores les generará más inconvenientes a las firmas agroexportadoras, ya que se inició en el auge de la cosecha de soja -el principal cultivo del país- y cuando un conflicto salarial está generando dificultades en el área portuaria de Rosario, de donde sale la mayor parte de los embarques agrícolas de Argentina.

Buenos Aires es una aliada política clave del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, a la que los productores suelen acusar de trabar el funcionamiento de los mercados con excesivas regulaciones.

Otras provincias han impulsado recientemente alzas de impuestos que alcanzan a los productores agropecuarios, a fin de tener una estructura fiscal más progresiva, pero los críticos dicen que los planes sólo buscan cubrir un creciente déficit de caja de los distritos.

Las entidades rurales dijeron que el impuesto a las tierras de Buenos Aires se incrementaría más del 350 por ciento en algunos casos. Esta alza se sumaría al aumento del valor fiscal que tendrán las tierras, que podría llegar al 2.000 por ciento.

"Actualmente los rindes no nos alcanzan siquiera para cubrir costos, por eso, si se impone este impuestazo, más productores seguiremos cayéndonos del mapa y se profundizará la concentración", dijo el vicepresidente segundo de la Federación Agraria Argentina, Guillermo Giannasi. (Reporte de Nicolás Misculin, con reporte adicional de Maximilian Heath)