3 de mayo de 2012 / 19:08 / en 5 años

ANALISIS-FUTBOL-A pesar de la liga, Europa juzgará a DT Mourinho

Por Mark Elkington

MADRID, 3 mayo (Reuters) - El título 32 del Real Madrid en la liga española de fútbol es un triunfo personal de José Mourinho, pero el éxito en la Liga de Campeones es el verdadero punto de referencia por el que se miden los entrenadores en el que posiblemente es el club más exigente del mundo.

El técnico, de 49 años, ha ganado ligas en su Portugal natal, Reino Unido, Italia y ahora en España, convirtiéndose en el primero en conseguirlo, y llevó al Porto y al Inter de Milán a levantar la Liga de Campeones en 2004 y 2010, respectivamente.

El presidente del Madrid, Florentino Pérez, atrajo al ‘special one’ a España desde el Inter y le ha entregado poderes sin precedentes mientras persigue la escurridiza décima corona continental.

En su segundo mandato al frente del club más rico del mundo por ingresos, Pérez ha gastado cientos de millones de euros del Madrid en Cristiano Ronaldo, Kaká, Karim Benzema y otros en un intento por terminar con la hegemonía del Barcelona tanto en casa como en el extranjero. El trabajo está hecho a la mitad.

El Madrid cayó eliminado en semifinales en sus dos campañas en Liga de Campeones con Mourinho, la primera vez contra su eterno rival, el Barcelona, y la segunda, la semana pasada, en la tanda de penaltis contra el Bayern Munich en el estadio Santiago Bernabéu.

El único otro trofeo conseguido por Mourinho en dos años en la capital de España es la Copa del Rey, ganada el año pasado cuando Cristiano Ronaldo marcó un gol en el tiempo añadido contra el Barça, y algunos seguidores blancos aún no se habían convencido de que el técnico fuera “auténtico”.

El ex seleccionador inglés Fabio Capello ganó dos ligas en sus dos etapas en el Bernabéu y fue despedido cada vez.

“No me parece un logro extraordinario que el Madrid gane hoy una Copa, mañana una Liga y en dos años juegue semifinales de Champions”, dijo el lunes una columna escrita en el diario deportivo As.

“Eso vale para un Madrid de entreguerras. De Mourinho esperaba, y espero, más. Y me figuro que los que pitaban ayer también”, añadió, en referencia a las burlas que se escucharon en el Bernabéu cuando una pequeña sección del núcleo duro de la afición coreaba el nombre del entrenador durante la victoria del domingo ante el Sevilla.

POTENCIA DEVASTADORA

Incluso aunque Mourinho tenga que entregar todavía a Pérez y la afición el trofeo que más anhelan, sus logros llevando al equipo al título de Liga a expensas del Barça deberían darle el crédito que se merece.

El técnico luso ingenió la consistencia necesaria para sacar lo mejor de cada jugador del equipo, con una temporada construida en torno a su impresionante potencia de fuego en la línea delantera.

Liderados por Ronaldo, Benzema y Gonzalo Higuaín, los blancos han destrozado el récord goleador de 107 tantos establecido por el Madrid de John Toshack en la temporada 1989-90, consiguiendo 115 dianas en 36 partidos, cuando restan dos compromisos para el final de la liga.

“Ese equipo pasó cinco años jugando junto y éste lleva junto poco tiempo, así que tiene más mérito”, dijo recientemente Emilio Butragueño, delantero en el Madrid de Toshack y ahora director deportivo del club, al diario deportivo Marca.

“Este Madrid es devastador y tiene un número de jugadores que pueden marcar goles”, añadió.

Ronaldo y su principal rival para el premio de Mejor Jugador del Año, el barcelonista Lionel Messi, han vuelto a un duelo personal por convertirse en el máximo goleador de la Liga.

El triplete de Messi contra el Málaga el miércoles le dio el récord de la temporada con 46 goles, dos por delante de Ronaldo.

Los tres delanteros se han alimentado del juego inteligente de aproximación de Mesut Özil, Angel Di María y, de forma menos consistente, Kaká, y es la primera vez que tres jugadores de un mismo club anotan 20 o más goles cada uno en una temporada de Liga.

Por su parte, el Barça continuó dominando a sus rivales con su fascinante juego de posesión pero dependió más de lo normal de Messi para los goles después de que una lesión le privase del delantero español David Villa.

Los de José Mourinho solo han perdido dos partidos en el campeonato, contra el Levante y en su campo ante el Barcelona, y empatado otros cuatro, pero es el torneo donde fueron realmente mejores que su eterno rival, aventajando al Barça en siete puntos.

Los catalanes firmaron cinco empates, con una incapacidad para rematar a los rivales que se revelaron difíciles, como se hizo evidente en su eliminación de semifinales de la Liga de Campeones ante el Chelsea.

VICTORIA EN EL ‘CLASICO’

Con el Madrid más consistente contra el resto de la Liga, se quitó parte de la espina clavada por los ‘Clásicos’

Los blancos se enfrentaron al Barcelona seis veces en todas las competiciones, perdiendo tres y empatando dos entre Liga, Supercopa de España y la Copa del Rey, pero los de Mourinho lideraron el choque decisivo de liga hace dos semanas.

Cristiano Ronaldo marcó el tanto de la victoria 2-1 en el que fue el segundo triunfo sobre el Barça en 11 intentos durante la era Mourinho.

Mourinho sabe que el título liguero se espera como algo normal la próxima temporada y que otro fracaso para ganar la Liga de Campeones podría provocar que los murmullos de algunos sectores sobre sus tácticas y sus métodos de trabajo crezcan en volumen. (Traducido en la Redacción de Madrid, editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below