19 de enero de 2012 / 14:57 / hace 6 años

SONDEO-Economía Brasil eclipsará a sus vecinos latinoamericanos

* PIB Brasil crecería 3,3 pct en el 2012

* Economía México se expandiría 3,2 pct este año

* Mercado espera desaceleración brusca en Argentina

Por Silvio Cascione

SAO PAULO, 19 ene (Reuters) - El crecimiento de Brasil debería agarrar impulso este año en la medida que los recortes de tasas de interés compensen los daños de una recesión en la zona euro, yendo en dirección opuesta a las economías de México y Argentina, que se espera que se desaceleren, según un sondeo de Reuters divulgado el jueves.

Gran exportador de hierro y productos agrícolas, la economía de Brasil ganará fuerza de la expansión de su demanda interna y del crédito, dijeron economistas, para crecer un 3,3 por ciento en el 2012 y un 4,5 por ciento en el 2013, según la mediana de pronósticos entregados por 35 analistas.

Se espera que la economía haya crecido un 3 por ciento en el 2011 gracias al efecto de la estricta política monetaria y fiscal de inicios de año para combatir la inflación.

Ello marcó una abrupta desaceleración desde el 7,5 por ciento de expansión del 2010 y frustró las estimaciones oficiales de un crecimiento del 5 por ciento en la primera parte del mandato presidencial de Dilma Rousseff.

Sus colegas del G-20 México y Argentina, que carecen del potencial del mercado interno de Brasil con casi 200 millones de personas, tendrán más dificultades para sostener sus actuales tasas de crecimiento. Argentina sufrirá un traspié más pronunciado debido a las salidas de capitales y una política fiscal menos expansiva.

“La demanda interna debería tener pronto un rol más importante en la lucha contra los vientos en contra globales”, dijo Mauricio Rosal, economista jefe de la correduría Raymond James en Sao Paulo.

“Vemos esto como crucial, ya que creemos que muy pocas economías de escala similar tienen actualmente la misma libertad (que Brasil) para incorporarse a una recuperación guiada a nivel doméstico”, agregó.

Grecia y sus tenedores de bonos están corriendo contrarreloj para evitar una moratoria desordenada en la zona euro, lo que podría llegar a remecer el sistema financiero global.

El drama griego ha sido comparado al cese de pagos de 100.000 millones de dólares de Argentina el año 2002. Desde entonces, el país ha estado virtualmente expulsado de los mercados financieros globales y ha visto una inflación con cifras de dos dígitos.

Brasil empezó a recortar sus tasas de interés en agosto del 2011, haciéndolas caer a un 10,5 por ciento desde el 12,5 por ciento.

Analistas esperan que el banco central reduzca aún más la tasa, una de mas más altas del mundo, al 9,5 por ciento para fines de junio.

Además de la expansión crediticia, que el banco central espera sea del 15 por ciento en el 2012, la economía de Brasil también crecerá apoyada por un alza estipulada por ley del 14 por ciento en el salario mínimo.

Los incentivos fiscales, como una rebaja tributaria a los bienes durables, también ofrecerán un impulso, según una nota de análisis de Itaú Unibanco, el mayor banco del sector privado de Brasil.

México, la segunda economía regional, crecería un 3,2 por ciento en el 2012, por debajo del 4,0 por ciento estimado para el 2011, según la mediana de los pronósticos de 24 economistas del sondeo de Reuters. En el 2013, debiera recuperarse para expandirse un 3,5 por ciento.

Pero los riesgos para las estimaciones de crecimiento de México están inclinadas por el lado alcista, notó el analista de Goldman Sachs Alberto Ramos, ya que la economía estadounidense muestra más resistencia que la esperada, con recientes datos positivos de empleo.

Nuevas cifras de ese estilo en Estados Unidos podrían ser un alivio para el banco central mexicano, que ha visto que su margen para reducir las tasas de interés ha disminuido luego de que el peso mexicano perdiera cerca del 15 por ciento en valor desde julio por el ambiente global.

“Un peso más débil incrementa el riesgo de traspaso y podría contaminar las expectativas de inflación”, escribió Benito Berber, analista de Nomura Securities, en una nota.

El Gobierno de Argentina enfrenta un gran desafío para mantener las cifras del PIB fuertes, con un pronóstico de crecimiento del 3,5 por ciento en el 2012 y 2013 tras una expansión estimada del 8 por ciento en el 2011, debido a las grandes exportaciones de granos, gasto del consumidor y producción industrial, según el sondeo de Reuters.

Economistas locales acusan al Gobierno de sobreestimar el crecimiento y reportar una inflación mucho menor. Muchos de ellos no poseen estimaciones para las cifras oficiales de inflación, dando proyecciones privadas de los precios al consumidor, en los que la mediana de pronósticos de alzas para el 2012 llegó a un 24,3 por ciento. (Reporte adicional de Jean Luis Arce y Noe Torres en Ciudad de México, Hilary Burke y Magdalena Morales en Buenos Aires y Sarmista Sen en Bangalore; Editado en español por Ignacio Badal)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below