Dueño PIP dice recomendación de remover implantes es "criminal"

miércoles 18 de enero de 2012 15:09 ART
 

PARIS, 18 ene (Reuters) - El fundador de la firma francesa en el centro de un escándalo de salud mundial por la venta de implantes mamarios de dudosa calidad reconoció el miércoles haber usado silicona no aprobada por los reguladores en sus prótesis, pero calificó de "criminal" el consejo de Francia de que las mujeres se las extraigan.

El escándalo estalló en diciembre, cuando el Gobierno francés aconsejó a las 30.000 mujeres que tienen colocados implantes mamarios de Poly Implant Prothese (PIP) que se los remuevan debido a informes de que son más propensos a romperse que las prótesis médicas estándar.

La preocupación se agudizó ante la muerte por cáncer de una mujer francesa que tenía implantes de PIP.

En una breve pero desafiante entrevista con la radio RTL, Jean-Claude Mas, fundador de PIP, dijo que nunca había negado que su gel de silicona de fabricación casera no estaba aprobado por los reguladores, y se mofó de la idea de que eso era un riesgo para la salud.

Países como Gran Bretaña, Brasil o Argentina, donde se comercializaron también las prótesis de PIP, no compartieron la recomendación de Francia, aunque sí aconsejaron a las pacientes con los implantes realizar un seguimiento regular con su médico.

No hay "razón médica o científica" para creer que el gel de grado industrial que PIP usó para rellenar sus prótesis es tóxico, dijo Mas, quien reservó sus comentarios más duros para el ministro de Salud francés, Xavier Bertrand.

"Este hombre ha decidido reembolsar a pacientes aún cuando no había razón médica para hacerlo", dijo Mas. "¿Por qué pagar las extracciones (de los implantes mamarios) a las mujeres cuando hay un riesgo quirúrgico real? Esa decisión es criminal", agregó.

Francia notificó que cubrirá el costo de las extracciones de los implantes de PIP a las mujeres francesas y pagará la colocación de prótesis nuevas en aquellas pacientes a las que se les colocaron tras una mastectomía por un cáncer de pecho.

La compañía del sur francés, que llegó a ser tercera productora global de prótesis mamarias, vendió unos 300.000 implantes en todo el mundo antes de que los reguladores cerraran la fábrica en marzo del 2010. PIP está actualmente en bancarrota.   Continuación...