Paraguay declara emergencia para asistir a campesinos por sequía

martes 17 de enero de 2012 11:05 ART
 

ASUNCION, 17 ene (Reuters) - El Gobierno paraguayo decretó el martes una "emergencia alimentaria" por un lapso de 90 días para asistir a los campesinos ante la prolongada sequía que dañó una gran parte de los cultivos de subsistencia.

La falta de lluvias afectó también a la producción mecanizada de la soja, el principal rubro de exportación del país, y según analistas es probable que reduzca la proyección de crecimiento de la economía, muy dependiente de las ventas agrícolas al resto del mundo.

El decreto del Poder Ejecutivo declara la emergencia "para afrontar las necesidades extremas que están pasando las familias campesinas e indígenas de la agricultura familiar" por la sequía y autoriza a distintos organismos a adoptar medidas administrativas y financieras para atender el problema.

En la práctica, la determinación implicaría la distribución de semillas para agricultores de escasos recursos así como de alimentos no perecederos durante el tiempo que dure la emergencia, explicó un funcionario del Gobierno.

"A nosotros lo que nos interesa es que la mayoría de la población pueda contar con rubros de autoconsumo", dijo a periodistas el ministro de Agricultura y Ganadería, Enzo Cardozo, al anunciar la declaración de emergencia.

Además, se estudia la posibilidad de refinanciar deudas de pequeños productores con entidades financieras del Estado como el Banco Nacional de Fomento y el Crédito Agrícola de Habilitación, agregó.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) señaló en un comunicado que será el encargado de coordinar las acciones.

La sequía comprometió cultivos de consumo familiar como el maíz, la mandioca, el maní y los porotos, además de rubros frutihortícolas y la producción de carne. El viceministro de Agricultura sostuvo días atrás que un 40 por ciento de las plantaciones estaban afectadas.

Las condiciones climáticas, que castigan a toda la región sur del continente son atribuidas al fenómeno meteorológico La Niña, que según especialistas podría extenderse hasta abril.

La escasez de precipitaciones golpea también al comercio exterior debido a la bajante del río Paraguay, principal vía de transporte de los productos a los puertos del Río de la Plata.

Las barcazas con contenedores no pueden circular por varios sectores del río por la poca profundidad de las aguas y deben hacer trasbordos, lo que aumenta los costos. El Gobierno anunció la compra de una draga para mejorar el canal hídrico. (Reporte de Daniela Desantis)