Uruguay apunta nuevos mercados por trabas comerciales argentinas

jueves 12 de enero de 2012 14:47 ART
 

MONTEVIDEO, 12 ene (Reuters) - Uruguay estructura una nueva política de inserción comercial para explotar nuevos mercados y fomentar alianzas con países de la región ante las múltiples trabas impuestas por Argentina a sus importaciones, anunció el jueves el presidente José Mujica.

El mandatario dijo en su audición radial "Habla el presidente" que las actuales restricciones del país vecino son una oportunidad para que Uruguay profundice su vínculo con Chile, y a través de éste con la zona Pacífico, con Perú y Brasil, entre otros destinos.

"Como entendemos que las dificultades de intercambio no las vamos a arreglar con discurso con la Argentina, vamos a seguir insistiendo en la lucha de nuestros intereses, pero a Dios rogando y con el mazo dando (con suerte y trabajo), al mismo tiempo tratar de abrir todos los canales por otros lados", disparó el mandatario.

"Si tenemos algún negocio que no podemos hacer con Argentina, (debemos) tratar de abrir otros negocios por otros lados", puntualizó.

Mujica, al que se le reconoce un mejor diálogo con su par argentina Cristina Fernández que su antecesor Tabaré Vázquez, ha recibido críticas desde la oposición y el sector exportador por la falta de efectividad de las múltiples conversaciones entabladas en busca de una salida al problema.

"Hoy todos sabemos que la República Argentina ha adoptado una política interior soberana (...) que tiene un proyecto bastante defensivo. Se hace difícil poderle vender; hay dificultades para el intercambio", explicó el mandatario, un ex guerrillero que asumió el segundo gobierno de izquierda del país en marzo de 2010.

Argentina, el tercer cliente de Uruguay con el 7,3 por ciento de las exportaciones de bienes, está implementando nuevas y mayores exigencias, como licencias de importación y declaraciones juradas, que restringen el acceso de productos uruguayos, perjudicando al sector industrial local.

El mandatario dijo, sin embargo, que las relaciones comerciales con el país vecino son una prioridad pese a las dificultades que atraviesan, puesto que desde allí provienen los principales ingresos por turismo que percibe Uruguay, con Punta del Este como epicentro estival del Río de la Plata.

"No vamos a declarar ni guerra ni nada por el estilo (a Argentina). Vamos a seguir insistiendo, pero vamos a buscar alternativas en todo lo que podamos. ¿Por qué? Porque no vamos a poner en riesgo el matar la gallina de los huevos de oro, que se llama turismo", dijo.

Esa actividad, que podría desplazar en ingresos a la tradicional ganadería del país sudamericano, representó más del 6 por ciento del Producto Interno Bruto en 2010. (Reporte de Malena Castaldi, Editado por Manuel Farías)