10 de enero de 2012 / 16:38 / en 6 años

Sequía recorta producción soja Paraguay, amenaza economía 2012

* Paraguay produciría un millón T menos de soja en 2011/12

* Productores refinanciarían deudas, sistema financiero alerta

* Analistas dicen se debe revisar proyección PIB 2012

Por Didier Cristaldo

ASUNCION, 10 ene (Reuters) - La sequía que se extiende en parte de Sudamérica afectó a un 40 por ciento de la producción paraguaya de soja del ciclo 2011/2012, un fenómeno que puso en alerta a las entidades financieras y amenaza el crecimiento económico proyectado para este año.

Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja y los vaivenes en la producción hacen tambalear a la pequeña economía sudamericana, muy dependiente del sector agropecuario. Al drama de la soja se suma el de las exportaciones cárnicas, que cayeron sensiblemente debido a un brote de fiebre aftosa.

“Se está perdiendo un porcentaje importante de los cultivos. Del 40 por ciento que está afectado, hay lugares donde se ha perdido el 25 por ciento, (en otros) el 15 por ciento”, dijo a Reuters Edgar Mayeregger, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Meses atrás, la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (CAPECO) llegó a pronosticar una producción récord de hasta 9 millones de toneladas de soja, pese a que los productores eran algo más conservadores, estimando una cosecha similar a la del ciclo anterior de 8,4 millones de toneladas.

Pero la sequía que golpeó principalmente la variedad temprana del cultivo -que se siembra en septiembre, un mes antes de la implantación masiva- recortaría la producción hasta un poco más de 7 millones de toneladas, dijo el analista económico Daniel Correa, de la consultora local Investor.

“Estaríamos produciendo cerca de un millón de toneladas menos, lo que obviamente impactará en la economía. La variedad temprana ha sido afectada notablemente”, señaló.

Correa sostuvo que el panorama actual obligará a una revisión de la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto para este año, que según el Banco Central será de 3,7 por ciento contra un 4,0 por ciento del 2011. El economista estimó una expansión de sólo 2 por ciento tomando en cuenta la influencia del PIB agrícola en el índice general.

La falta de lluvias atribuida al fenómeno climático La Niña también está afectando los cultivos en los grandes productores Argentina y Brasil, que han modificado sus pronósticos.

La última gran sequía que afectó la soja paraguaya se produjo durante el ciclo agrícola 2008/2009 y redujo un 40 por ciento de la producción inicialmente estimada. La economía se contrajo un 3,8 por ciento ese año como consecuencia de la situación en el campo y de la crisis económica internacional.

SISTEMA FINANCIERO EN ALERTA

La sequía amenaza con repercutir en el sistema financiero paraguayo, en el que casi un 22 por ciento de los créditos fueron destinados al sector agrícola durante el año que pasó.

El Banco Central dijo que se encontraba realizando un monitoreo constante de la situación por la que atraviesan los productores y que, de ser necesario, articularía mecanismos para dotar de liquidez al sistema.

La situación de los productores alejó el debate alentado por el Gobierno sobre la necesidad de aplicar un impuesto a la exportación de granos en estado natural, aunque el ministerio de Hacienda dijo que tenía en carpeta un proyecto para modificar el impuesto a la renta agropecuaria, buscando recaudar más.

En algunas regiones productoras de Paraguay no llueve desde mediados de noviembre y las miles de hectáreas de campos verdes en el sureste han dado paso a enormes extensiones de cultivos amarillentos sobre tierra polvorienta por la falta de humedad.

Paraguay sembró unas 2,8 millones de hectáreas de la oleaginosa, un área que se ha ido extendiendo enormemente las últimas dos décadas y llegó a obtener rendimientos superiores a los 3.000 kilos por hectárea en la campaña anterior.

El titular de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, Héctor Cristaldo, dijo que las variedades tempranas rendirían un promedio bastante menor a los 1.500 kilos por hectárea.

“Las demás variedades no tendrán un rendimiento óptimo pero si reciben lluvias salvarán los costos. Si no llueve, el 75 por ciento de la producción nacional estará en riesgo”, advirtió.

Los departamentos más afectados son Alto Paraná, Itapúa y Canindeyú, que concentran la mayor parte de la producción nacional de soja.

El MAG pronostica lluvias para los próximos días pero los productores sostienen que ayudarán solo a las variedades medias y tardías del ciclo. Y la Niña podría extenderse hasta abril.

“Aún no estamos en el punto crítico del 2009, pero si no hay lluvias importantes en los próximos 10 a 15 días, esaremos en ese escenario”, dijo Cristaldo. (Escrito por Daniela Desantis)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below