Paraguay inicia sacrificio animales por nuevo foco fiebre aftosa

lunes 9 de enero de 2012 12:26 ART
 

ASUNCION, 9 ene (Reuters) - Paraguay inició el lunes el sacrifico de 168 animales expuestos al virus de la fiebre aftosa, buscando acelerar el procedimiento para recuperar el estatus sanitario ante un nuevo brote del mal que puso en alerta a países vecinos y golpeará con fuerza a su pequeña economía.

Efectivos de las Fuerzas Armadas fueron los encargados de llevar adelante el sacrificio que alcanzará a 163 bovinos y cinco porcinos de la hacienda Nazareth, ubicada en el departamento San Pedro a unos 330 kilómetros al norte de Asunción, mediante el método denominado "rifle sanitario".

El operativo se extendería durante todo el lunes y es probable que concluya el martes, dijo a Reuters un portavoz del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA).

SENACSA dijo que la decisión de eliminar a los animales servirá para acelerar la recuperación del estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación, que el país solicitará a la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) en seis meses.

La enfermedad, que no se trasmite a los humanos pero es muy castigada en los mercados internacionales de la carne vacuna, apareció por primera vez en septiembre en una finca del mismo departamento y el rebrote ocurrió justo cuando el país estaba recuperando compradores como Rusia, Brasil y Venezuela.

Otros mercados más exigentes como Europa y Chile permanecen cerrados.

Este último incidente golpeará aún más a la economía local, que comenzó a frenar su ritmo de crecimiento desde el año pasado y sufre los efectos de una sequía que golpea al clave sector agrícola. Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja y estaba entre los 10 principales exportadores de carne vacuna.

Según la estatal Red de Inversiones y Exportaciones (Rediex), la exportación de carne bovina fresca cayó un 29,2 por ciento en el 2011, condicionada sensiblemente por la última epidemia de fiebre aftosa. La Cámara Paraguaya de la Carne dijo que los frigoríficos trabajaban a la mitad de su capacidad.

Los exportadores se han encontrado con otro inconveniente debido a la bajante del río Paraguay, la vía de salida más económica para los contenedores refrigerados. Más de un centenar de contenedores se encuentran varados en el sureño puerto de Pilar esperando condiciones favorables para la navegabilidad.

Países limítrofes como Bolivia, Argentina y Brasil elevaron al máximo sus controles fronterizos aunque no hubo restricciones para el tránsito hacia los puertos del Río de la Plata, algo que preocupó al sector al inicio de la crisis. (Reporte de Didier Cristaldo)