5 de enero de 2012 / 16:38 / hace 6 años

ANALISIS-Argentina ruega por lluvias para salvar cosecha soja

6 MIN. DE LECTURA

* Maíz debe aguardar días para recibir lluvias fuertes

* Soja aún puede favorecerse de lluvias en febrero o marzo

* Falta lluvias comienza a compararse con grave sequía 08/09

* Baja cosecha añadaría presión fiscal y política a Gobierno

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 5 ene (Reuters) - La sequía que golpea desde hace semanas los campos de Argentina ya consumió hasta un 20 por ciento del área prevista para el maíz y comenzará a golpear a la soja, el principal cultivo del país, si no llegan en auxilio de la oleaginosa unas salvadoras lluvias entre enero y febrero.

En la influyente plaza de Chicago, los futuros del maíz y la soja subieron más de un 10 por ciento en las últimas tres semanas, debido al verano seco y cálido que azota a las ricas llanuras pampeanas de Argentina, el segundo mayor exportador mundial del cereal y el tercero de la oleaginosa.

Mientras los mercados monitorean el estado de los cielos del país austral a la espera de lluvias, el Gobierno argentino también está pendiente de los pronósticos climáticos, ya que su balance fiscal depende mucho de los recaudado por las exportaciones de soja.

La siembra de los lotes de maíz tardío prácticamente se han paralizado en Argentina y los productores ya comenzaron a comparar la campaña actual con la fatídica sequía del 2008/09, cuando perdieron un 30 por ciento de la cosecha de soja y un 40 por ciento de la producción del maíz.

Para el cereal, que comienza su ciclo antes que la soja, el daño generado por la sequía es prácticamente irreversible.

Algunos analistas privados ya recortaron sus estimaciones de la cosecha del maíz, aunque creen que existen escasas posibilidades de que su precio suba a los niveles vistos a inicios del 2011 en Chicago, cuando alcanzó un récord superior a los 315 dólares por tonelada.

Por otro lado, la perspectivas para la soja son menos lapidarias que las del maíz, aunque no dejan de ser inciertas.

El país concentra cerca de la mitad de las exportaciones mundiales de aceite de soja, un derivado usado tanto como alimento como insumo para la producción de biocombustibles.

Tras un diciembre con lluvias menores a los niveles históricos, los agricultores argentinos rezan para que las precipitaciones lleguen en enero o febrero y los salven de una cosecha desastrosa como la de la temporada 2008/09, cuando el fenómeno climático La Niña, que provoca clima seco en el cono sur de Sudamérica, generó inmensas pérdidas.

"Lo decisivo son las lluvias de enero, febrero y marzo. En la mayor parte de los episodios (de La Niña), llueve en la segunda mitad de enero y los cultivos responden", dijo Eduardo Sierra, climatólogo con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Una merma en las cosechas añadiría obstáculos fiscales y políticos al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, que, tras su reelección en octubre, lucha contra los efectos de la crisis financiera de Europa y una demanda más moderada de parte de China, un comprador clave de alimentos.

Las condiciones climáticas en Argentina comienzan a parecerse a las de la sequía del 2008/09, dijo el miércoles la consultora estadounidense World Weather Inc en un reporte. Sin embargo, señaló que la soja y el sorgo aún tienen la posibilidad de recuperarse, si se producen lluvias prolongadas.

"Precipitaciones significantes podrían registrarse en zonas secas a inicios de la próxima semana como temprano, pero la confianza de que se produzcan no es alta", según el informe.

Precio globales de alimentos y gráfico de producción de grano de Argentina (en inglés):

link.reuters.com/suq84s

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

Demasiado Tarde Para El Maiz

Los precios del maíz en Chicago rebotaron en diciembre, tras llegar a su valor más bajo en un año, debido a la falta de lluvias en Argentina, que exporta casi el 20 por ciento del maíz comercializado internacionalmente.

El corazón de la región pampeana aguarda humedad con urgencia, luego de haber registrado apenas entre 10 y 50 milímetros de lluvias en diciembre, muy por debajo de los entre 60 y 100 milímetros que cayeron en el mismo mes del 2010.

"Para el maíz ya es tarde porque ya floreció (una etapa de crecimiento clave) y lo hizo en plena seca", dijo Ezequiel Paul, gerente de la empresa Nidera en General Villegas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, donde la firma produce soja y maíz.

"La soja puede llegar a recuperarse", señaló Paul, que explicó que el ciclo del maíz inicia antes que el de la soja y dura menos tiempo, lo que impediría que se beneficie de lluvias en febrero o marzo.

La sequía redujo el potencial de producción de maíz de Argentina en entre 5 millones y 7 millones de toneladas, y el de la soja en 3 millones de toneladas, dijo el miércoles la correduría con sede en Chicago R.J. O'Brien.

A su vez, la consultora Cropcast recortó en un 11 por ciento su estimación de la cosecha argentina del cereal y en un 3 por ciento la de la oleaginosa.

La nación sudamericana también provee alrededor de la mitad de la harina de soja exportada a nivel global, que es utilizada como forraje para bovinos, particularmente en Asia donde la creciente clase media demanda cada vez más carne.

El año pasado la producción agrícola argentina también se vio afectada por pocas lluvias, aunque precipitaciones a partir de la segunda mitad de enero permitieron que el maíz alcance una cosecha récord de 23 millones de toneladas.

La temida sequía del 2009 fue consecuencia de la falta de precipitaciones tanto en enero como febrero.

De acuerdo al experto climatológico Sierra, la situación actual no es tan grave como la que se registró en la campaña 2008/9, cuando la cosecha de soja fue de 31 millones de toneladas y la de maíz de 13,1 millones de toneladas. No obstante, añadió que tampoco era tan buena como la del 2010/11.

"Estamos en una situación intermedia", dijo Sierra, que agregó que "parece que enero va a ser más bien seco, pero va a llover en febrero". (Reporte de Hugh Bronstein, Reporte adicional de Maximilian Heath, Editado en español por Maximilian Heath/Juan Lagorio)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below