Implantes de francesa PIP se vendieron en Holanda con otro nombre

lunes 26 de diciembre de 2011 13:21 ART
 

Por Ivana Sekularac y Jean-François Rosnoblet

AMSTERDAM/MARSELLA, 26 dic (Reuters) - Implantes mamarios potencialmente defectuosos fabricados por una empresa francesa actualmente bajo investigación fueron vendidos a unas 1.000 holandesas con un segundo nombre, lo que amplía el escándalo que ya afectaría a unas 300.000 mujeres en el mundo.

Una portavoz de la autoridad sanitaria de Holanda dijo a Reuters el lunes que una compañía holandesa había comprado implantes fabricados por la francesa Poly Implant Prothese (PIP), firma que se declaró en bancarrota en el 2010 luego de que autoridades de salud de Francia cerraran sus puertas.

Esas prótesis fueron vendidas en Holanda bajo la marca "M-implants".

"Estimamos que unas 1.000 mujeres de Holanda tienen esos implantes (...) Les hemos aconsejado consultar a su médico", dijo la portavoz Diana Bouhys, quien se negó a revelar el nombre de la compañía holandesa en cuestión.

La existencia de implantes PIP con otra marca expande el alcance del escándalo sanitario ligado a la firma francesa, alguna vez tercera productora de implantes mamarios y hoy acusada de usar silicona industrial en algunas de sus prótesis, que fueron exportadas al resto de Europa y a Latinoamérica.

El fundador de PIP, Jean-Claude Mas, habría logrado un precio reducido en sus implantes usando esta silicona no aprobada para ese fin.

Las autoridades de salud reconocieron que los implantes PIP presentan mayores tasas de rotura, lo que podría generar inflamación e irritación, aunque no hallaron evidencia por el momento de que impliquen mayor riesgo de cáncer.

Mientras que el Gobierno francés instó a las 30.000 mujeres del país que tienen implantes PIP a someterse a su extracción, otros países -incluidos Gran Bretaña y Brasil- señalan que las pacientes deberían consultar a sus cirujanos para los respectivos controles y evaluación de cada caso.   Continuación...