Alemania aconseja a mujeres controlar implantes de mama dudosos

viernes 23 de diciembre de 2011 12:44 ART
 

FRANCFORT, 23 dic (Reuters) - El consejo de seguridad médica alemán recomendó el viernes a las mujeres con implantes de mama potencialmente defectuosos que consulten a sus médicos y se realicen controles, y descartó la recomendación de una remoción directa.

Más temprano, el Gobierno francés aconsejó a 30.000 mujeres procurar la extracción de los implantes de pecho fabricados por la ya inexistente Poly Implant Prothese SA (PIP), que está acusada de usar silicona industrial en su producto.

Los implantes corren riesgo de ruptura y podrían causar inflamación e irritación. Las autoridades franceses dijeron que no hay evidencia de que el producto aumente el riesgo de cáncer.

Un portavoz del Instituto Federal de Fármacos y Dispositivos Médicos de Alemania (BfArM) señaló: "Recomendamos a las mujeres afectadas consultar a sus médicos para que realicen una evaluación individual del riesgo. La remoción podría ser resultado de esa evaluación pero no hay una recomendación directa de someterse a cirugía".

Diecinueve mujeres padecieron la ruptura de implantes PIP en el país, según informes de clínicas y médicos germanos.

"Hemos estado advirtiendo del riesgo de ruptura en los productos PIP desde abril del 2010. Hasta el momento no hay evidencia de ninguna relación causal con el cáncer", agregó el portavoz.

En Francia, se usarán fondos públicos de asistencia sanitaria para financiar las extracciones pero sólo se pagarán nuevos implantes en los casos en que la colocación inicial haya sido por motivos médicos.

En Alemania, en cambio, las aseguradoras médicas sólo financiarán la remoción si el implante fue colocado por razones de salud. En el resto de los casos sólo se cubrirá parte del costo para el paciente, indicó el portavoz.

"La ley en este caso habla de una 'tasa adecuada' que el paciente tiene que pagar de su propio bolsillo. Queda en manos de cada compañía aseguradora la interpretación de que es 'adecuada'", explicitó la fuente.

Unas 300.000 mujeres en todo el mundo habrían recibido implantes PIP, que fueron exportados en cantidades particularmente elevadas a países de Latinoamérica como Brasil y Argentina, y a mercados de Europa occidental como Gran Bretaña, Alemania, España e Italia.

Fundada en 1991, PIP llegó a ser el fabricante de implantes número tres del mundo antes de declararse en bancarrota. (Reporte de Ludwig Burger; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)