21 de diciembre de 2011 / 13:52 / en 6 años

ENTREVISTA-FUTBOL-Venezuela, un nuevo mundo para jugador suizo

Por Brian Homewood

DIELSDORF, Suiza, 21 dic (Reuters) - Frank Feltscher supo que había tomado la decisión correcta cuando se paró junto al argentino Lionel Messi en el túnel hacia el campo de juego de un estadio colmado con 100.000 personas a la espera de un partido de fútbol.

Hasta esa tarde, Feltscher, nacido y criado en Suiza, se había acostumbrado a jugar frente a muchos menos espectadores, a menudo en estadios fríos, en la Super Liga de su país natal con su club, el Grasshoppers.

Pero dos meses después de haber representado a Suiza en el campeonato europeo sub-21 en Dinamarca, el mediocampista se encontró en la selección mayor de Venezuela enfrentando a la Argentina de Messi en un amistoso en Calcuta.

"Estaba en India, había 100.000 personas. Estaba en la alineación titular, contra Messi", dijo Feltscher a Reuters en una entrevista en la cantina del Grasshoppers.

"Cuando estaba en el túnel antes del partido, pensaba que estaba en una película", confesó.

Después de haber crecido en Suiza y representado al país en varias categorías juveniles, entre ellas en el equipo que fue subcampeón europeo en Dinamarca, parecía lógico que el jugador quisiera progresar y llegar a la selección mayor.

Pero cuando el teléfono sonó con una invitación para jugar al máximo nivel internacional, no fue de parte de Suiza, sino de la lejana Venezuela.

La madre de Feltscher es oriunda de Venezuela y el mediocampista enfrentó un dilema que se está haciendo cada vez más común para futbolistas jóvenes: elegir un país para representar deportivamente.

Aunque Feltscher sólo había hecho unas pocas visitas al país sudamericano, sabía que tenía que tomar rápido una decisión.

NUEVA HISTORIA

"Fue una sorpresa y no fue fácil, porque por un lado esperaba a la selección suiza pero no me llamaron, así que sabía que era tiempo de decidir", admitió Feltscher.

"Hablé con mi familia, con amigos, pero nadie me decía qué hacer, me decían que hiciera lo que dijera mi corazón", añadió.

Feltscher señaló que el buen momento que atraviesa la selección venezolana fue importante a la hora de decidir.

"Dije: 'en el fútbol y en la vida no se puede esperar. Tengo que aprovechar la oportunidad. Venezuela está en la parte alta de la curva después de la Copa América y quiero ser parte de esta historia'. Los llamé y les dije que sí", relató el jugador.

"Fue como dejar una novia después de 10 años. Supe que era la decisión correcta, pero sigo teniendo muchos recuerdos de Suiza. Fue un final y una nueva historia comenzó", continuó.

Aunque se crió en uno de los países más seguros y organizados, Feltscher dijo que no sintió ningún golpe cultural en un país que usualmente es visto como lo opuesto.

"Todo fue mejor de lo que esperaba: la organización, la gente, el equipo, todo fue muy positivo", afirmó el jugador.

"Me recibieron muy bien, como un hermano perdido. Me sentí muy rápido parte de la familia", agregó.

El cuento de hadas continuó con su debut en India.

El primer partido competitivo de Feltscher como internacional fue una derrota 2-0 en Ecuador en la eliminatoria sudamericana para el Mundial 2014, cuando sufrió la adaptación a la altura, pero días después Venezuela obtuvo un histórico triunfo 1-0 como local sobre Argentina.

"La Vinotinto" luego empató el siguiente encuentro 1-1 en Colombia y Feltscher marcó el gol de la igualdad, lo que al día siguiente le valió una mención del presidente Hugo Chávez, quien ni siquiera pudo pronunciar bien su nombre.

"Me dijeron que estaba hablando sobre mi gol en televisión, aunque creo que me llamó Fletcher", recordó.

La liga suiza y la eliminatoria sudamericana son dos mundos diferentes, señaló Feltscher, cuyo hermano menor Rolf siguió sus pasos y optó por Venezuela.

"(En Sudamérica) se juega frente a miles de personas que se vuelven locas en el estadio, un pase o un movimiento y todos hacen ruido", indicó el mediocampista.

"Uno vuelve a Suiza y juega enfrente de 5.000 o 6.000 personas, hay que motivarse a uno mismo. No es fácil", admitió.

Venezuela es el único equipo sudamericano que nunca se clasificó a un Mundial. No obstante, Feltscher cree que, luego de que "La Vinotinto" sumó siete puntos en sus primeros cuatro partidos de la eliminatoria, esta vez puede lograrlo.

"Quiero tratar de conseguir algo con Venezuela, vivir algo, ser parte de una historia y hacer felices a 30 millones de venezolanos", destacó.

El alejamiento de Feltscher es un nuevo revés para Suiza, que se clasificó a los últimos dos Mundiales y ha invertido mucho en el desarrollo del fútbol juvenil reclutando jugadores de raíces extranjeras, a menudo con el riesgo de perderlos.

Feltscher dijo que la suya no fue una decisión tomada a la ligera y advirtió a otros colegas que deben recordar que jugar para una selección nacional era una enorme responsabilidad.

"No es sólo algo antiguo jugar para un país. Detrás de esa decisión hay millones de personas, el orgullo del público, y eso es algo con lo que no se puede jugar", remarcó. (Editado en español por Damián Pérez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below