ENTREVISTA-Minorista chilena Falabella alista estrategia ante desaceleración económica

lunes 1 de septiembre de 2014 12:54 ART
 

Por Antonio De la Jara y Rosalba O'Brien

SANTIAGO, 1 sep (Reuters) - La expansión emprendida por la minorista chilena Falabella en América Latina le permitirá enfrentar de mejor manera un sombrío panorama regional, aunque será necesaria una mayor prudencia, revisar planes de inversión y reducir inventarios en mercados clave, dijo a Reuters el gerente general Sandro Solari.

La diversificación de sus negocios y un rápido crecimiento en mercados como Colombia y su operación en Brasil han permitido a Falabella mitigar hasta ahora un empeoramiento del entorno macroeconómico, especialmente para sus tiendas por departamento en Chile.

Con presencia en seis países, Falabella salió ilesa en el segundo trimestre y obtuvo utilidades estables por 190 millones de dólares y un alza en sus ventas del 15,1 por ciento, aunque analistas advierten cierta presión a futuro por una mayor ralentización de la economía que podría afectar sus márgenes.

Solari, con dos décadas de experiencia en una compañía de 125 años de existencia, dijo que estaba "optimista" tras los resultados del segundo trimestre en la firma que participa en el negocio de tiendas por departamento, mejoramiento del hogar, banca minorista, supermercados y centros comerciales.

"La bola de cristal no la tenemos, pero tenemos que reducir el riesgo, tenemos que preocuparnos de la productividad y tenemos que reducir los inventarios", dijo Solari en una entrevista en su oficina de un barrio industrial en Santiago.

"El hecho de tener múltiples formatos (de negocios) y estar en varios países reduce mucho el riesgo de la compañía (...) Estamos en una muy buena posición", agregó el ejecutivo.

Las acciones de Falabella han caído casi un 18 por ciento en el último año. Pero la empresa se mantiene como la de mayor capitalización bursátil con un valor de 18.490 millones de dólares, más del doble que su principal competidor local, Cencosud.

La compañía, controlada por un pacto entre familias chilenas, posee unidades de operación en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay.   Continuación...