Cosechas EEUU reciben lluvias valiosas, pero necesitan más

martes 24 de julio de 2012 10:49 ART
 

CHICAGO, 24 jul (Reuters) - Lluvias en el norte de la zona central de Estados Unidos en los próximos 10 días proporcionarán algo de alivio para las cosechas de maíz y soja que sufren el impacto de una aguda sequía, pero se requieren más precipitaciones para prevenir mayores pérdidas de cultivos, dijo el martes un meteorólogo agrícola.

“"Es un pronóstico más húmedo que lo que habíamos visto antes. Hay más probabilidades de lluvias desde Minnesota hacia Michigan y hacia el este del valle del Río Ohio," dijo Jason Nicholls, meteorólogo de AccuWeather.

El pronóstico prevé de 25,4 a 31,75 milímetros de lluvia, principalmente en el norte de la zona central, en los próximos 10 días. Sin embargo, seguirá siendo excesivamente árido en una zona que se extiende desde Iowa al centro de Illinois y de vuelta hacia Missouri y Kansas.

Una tormenta matinal con ráfagas de viento de 96 a 104 kilómetros por hora llegó a Chicago a principios del martes, dejando 12,7 a 15,24 milímetros de lluvia con cantidades mayores en algunos lugares, dijo Nicholls.

Las temperaturas permanecerán entre los 26 y 32,2 grados Celsius en los próximos dos días, seguidas por una tendencia más fresca, sólo para volver a calentarse en la próxima la semana a mucho más de 32 grados, pronosticó el meteorólogo.

Una sequía implacable y una calor extremo llevaron a un rápido deterioro de la cosecha de maíz de Estados Unidos para la que se estimaba un récord histórico en este año. Los cultivos de soja también sufrieron los efectos.

En su último informe sobre las condiciones de cosecha publicado el lunes, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos redujo aún más su estimación para la cantidad de maíz en la categoría de bueno a excelente a 31 por ciento, muy por debajo de la clasificación de 62 por ciento del año anterior.

La sequía más extensa en más de medio siglo llevó a recortes en la producción estimada. La falta de lluvia estaba secando los canales de navegación y comenzaba a demorar el transporte fluvial de materias primas a puertos de exportación en el Golfo de México.

(Reporte de Sam Nelson)

REUTERS MFF MV