Clima seco es principal temor para productores de granos de UE

miércoles 21 de marzo de 2012 10:22 ART
 

Por Sybille de La Hamaide

PARIS, 21 mar (Reuters) - Los productores de granos de Europa Occidental están prestando cada vez mayor atención a los pronósticos de lluvias mientras crecen las preocupaciones de que una persistente sequía podría reducir el rendimiento aún más, luego de los daños provocados por una ola de frío este año.

En las últimas semanas, los analistas recortaron varias veces sus previsiones para las cosechas de invierno del norte de Europa del 2012, que incluyen trigo y cebada, para tomar en cuanta el daño de las heladas y, en general, estas reducciones ya se reflejaron en los precios del mercado.

La incertidumbre ahora pasó al clima seco que, si persiste, podría recortar el rendimiento de los cultivos que se salvaron de las heladas.

En Francia, los niveles de humedad del suelo están por debajo de lo normal luego de que un febrero seco acentuó una falta de lluvias desde el otoño, lo que podría ser un problema para los cultivos de primavera como el maíz, dijo el técnico agrícola Jean-Charles Deswarte, de Arvalis.

Estas condiciones de sequía todavía no eran preocupantes para las cosechas francesas de invierno debido a la humedad del suelo superficial, pero se necesitarán lluvias en las próximas semanas, dijo.

"Por ahora no hay un problema a corto plazo, pero se volvería problemático si no llueve para el 10 o 15 de abril", dijo Deswarte. "Hasta hoy, los cultivos no están sufriendo. Tienen el potencial para crecer durante unas semanas más", agregó.

El técnico señaló que el clima seco había permitido que los productores franceses sembraran cebada de primavera y trigo de primavera la semana pasada sobre campos dañados en la región del noreste, que fue más afectada por el clima helado.

En Alemania, los cultivos también se habrían visto dañados más de lo esperado por una ola de frío en pleno invierno. La sequía aún no es una preocupación seria, pero podría serlo si sigue sin llover.

Los cultivos de granos y oleaginosas de Gran Bretaña están en buenas condiciones, pero la falta de precipitaciones podría volverse en contra. (Reporte de Valerie Parent y Gus Trompiz en París, Editado por Juan Lagorio)