ANALISIS-Alza de mercados podría seguir gracias a efectivo fresco

martes 6 de marzo de 2012 17:46 ART
 

Por Natsuko Waki

6 mar (Reuters) - Tras un repunte a toda máquina desde enero, los activos de riesgo podrían estar listos para un nuevo, aunque menos estelar, avance en los próximos meses, gracias a los flujos de efectivo fresco que estarán bajo presión para entregar buenos rendimientos.

El volumen promedio de operaciones en valores, bonos y bienes de consumo ha bajado un 16 por ciento este año como reflejo de la indecisión de algunos inversores a la hora de unirse a las inversiones de riesgo, animadas por la ola de emisión de dinero por parte de los principales bancos centrales.

Además, las estadísticas de inversiones muestran que los repuntes en exiguos volúmenes sobreviven a las estampidas en grandes volúmenes.

Las acciones mundiales, medidas por el MSCI, han subido más de un 10 por ciento este año, si bien el mercado se encuentra apenas de vuelta en los niveles vistos a fines del mes de julio, antes de que las preocupaciones de la deuda soberana europea, combinadas con los temores de una nueva recesión en Estados Unidos, generaran una corriente vendedora.

"Toda la evidencia que vemos sugiere que gran cantidad de inversores a largo plazo que adoptan posiciones más defensivas se han visto dañados por el momento y la extensión del repunte. El volumen no ha sido enorme", dijo Philip Saunders, a cargo de estrategia de inversión en Investec.

"Nada va a ascender en una línea recta, pero no es que los inversores de repente hayan aumentado y el posicionamiento se encuentre en un máximos. Es un entorno razonablemente alentador. Hay una gran presión para que gente genere ganancias", añadió.

Una posible explicación del escaso volumen es que los inversores podrían querer evitar una repetición de lo ocurrido en el 2011.

A comienzos del año pasado, los inversores alentados por una mejora en la economía global se volcaron en masa a los activos de riesgo, para luego verlos retroceder a mediados de año debido a los altos precios del petróleo, la crisis de deuda de la zona euro y las preocupaciones sobre la desaceleración en Estados Unidos.   Continuación...