16 de febrero de 2012 / 12:52 / hace 5 años

Acuerdo China-Argentina eleva competencia para maíz de EEUU

3 MIN. DE LECTURA

Por Naveen Thukral y Niu Shuping

SINGAPUR/PEKIN, 16 feb (Reuters) - Un acuerdo con Argentina que permitirá a China realizar su primer compra de maíz al país sudamericano, el segundo mayor exportador mundial del grano, presenta a Estados Unidos un nuevo competidor fuerte mientras Pekín incrementa sus adquisiciones.

Una demanda implacable llevó a los precios del maíz en China -el segundo mayor consumidor mundial del cereal- a un máximo en ocho meses esta semana, lo que aumenta las preocupaciones sobre la inflación alimentaria.

El maíz en Dalian, en camino a su tercer alza mensual, trepó el martes a su precio más alto desde mediados de junio.

Funcionarios argentinos y chinos firmaron el miércoles un protocolo sanitario, abriendo las puertas para el comercio de productos de maíz tras meses de negociaciones, según el ministro de Agricultura del país sudamericano.

"Los suministros sudamericanos a China erosionarán la demanda de maíz estadounidense", dijo Ker Chung Yang, un analista de Phillip Futures en Singapur.

"Es probable que (el acuerdo) produzca bajas en los precios estadounidenses del maíz ya que muestra que la demanda de China se aparta del mercado estadounidense", añadió.

Los futuros estadounidenses del maíz bajaron el jueves a un mínimo en tres semanas, en descenso por tercer día consecutivo.

Los futuros del maíz han estado perdiendo terreno ante la soja esta semana en los diferenciales entre mercados mientras los operadores temen que los productores estadounidenses podrían no plantar un área suficiente de soja en la primavera boreal.

China, que representa la mitad del consumo mundial de cerdo, ha accedido al mercado mundial en los últimos años para importar maíz para engordar su ganado, lo que amenaza con ajustar el suministro global. Ya compra más de la mitad de la soja negociada en todo el mundo.

Las compras del país, de más de 3 millones de toneladas de maíz estadounidense el año pasado para reponer sus reservas estatales agotadas, impulsaron preocupaciones globales de que China -la segunda mayor economía del mundo- podría convertirse en un importador significativo, como hizo con la soja.

Aprovechando la escasez de suministro en China, los funcionarios argentinos buscaron lograr un acuerdo con el gigante asiático antes de la recolección de la cosecha del ciclo 2011/2012, que fue golpeada por una sequía en enero.

Una fuente gubernamental en Argentina dijo que la producción de maíz debería sumar al menos 22 millones de toneladas, a pesar de la sequía que afectó a la campaña actual.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos prevé una producción argentina de maíz de 22 millones de toneladas y exportaciones de 14 millones. (Reporte adicional de Zheng Xiaolu en Pekín, editado en español por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below