Japón detiene importación carne bovina de un frigorífico de EEUU

jueves 22 de diciembre de 2011 10:31 ART
 

TOKIO, 22 dic (Reuters) - Japón detuvo la importación de carne vacuna de un frigorífico estadounidense tras encontrar material prohibido bajo las reglas para controlar el riesgo del mal de las vacas locas, dijo el miércoles el Gobierno.

La decimoquinta violación confirmada de proveedores de carne estadounidenses desde que Tokio reanudó las importaciones en julio del 2006 se produjo en momentos en que, a pedido del Ministerio de Salud, la Comisión de Seguridad Alimentaria planea comenzar a revisar el jueves las reglas de importación actuales para carne vacuna estadounidense y canadiense.

Japón, que ha estrechado la regulación sobre la importación de carne vacuna tras un brote del mal de las vacas locas, conocido como encefalopatía espongiforme bovina o EEB, actualmente permite sólo la importación de carne de ganado de 20 meses o menos de edad y excluye partes que se consideran riesgosas.

Las reglas, establecidas en el 2005, hicieron decaer las importaciones estadounidenses y dieron a la carne vacuna australiana un lugar en el mercado de importación de carne vacuna de Japón de 500.000 toneladas por año.

La inclusión de una columna vertebral en un cargamento inspeccionado el 19 de diciembre resultó en la interrupción por parte de Japón de las importaciones de carne vacuna del frigorífico Grand Island de Jbs Swift & Co, del estado de Nebraska.

Un funcionario del Ministerio de Salud dijo que no pensaba que este último caso tendría efecto sobre la próxima revisión.

La aprobación por parte del supervisor alimentario del país sería el último paso para relajar las restricciones actuales y Washington ha dado la bienvenida al comienzo del proceso como señal de un interés de Tokio para sumarse al diálogo sobre un pacto de libre comercio en Asia Pacífico.

"El hecho de que se encontró en un paquete una parte prohibida sin la documentación adecuada sugiere que el proveedor podría no haber tenido la intención de enviarlo a Japón," dijo el funcionario.

"El hallazgo aquí, antes de que entre en el mercado, también muestra que nuestro sistema de inspecciones funciona bien," agregó.

Tokio pidió informes detallados de investigaciones sobre este caso a las autoridades estadounidenses, dijeron las autoridades. (Reporte de Risa Maeda, Editado por Juan Lagorio)