9 de enero de 2012 / 11:49 / en 6 años

China recibe más vacas lecheras para elevar producción y calidad

Por Niu Shuping y Lucy Hornby

PEKIN, 9 ene (Reuters) - China está importando más vacas lecheras para fortalecer su transición a establecimientos lácteos más grandes, mientras la industria busca elevar la producción y la calidad tras un escándalo letal.

China planea casi duplicar la producción de leche a 64 millones de toneladas para el 2020, como parte de un plan de largo plazo del Ministerio de Agricultura destinado a mejorar la nutrición del país con la mayor población mundial.

Sus 7 millones de vacas producen alrededor de 38 millones de toneladas actualmente.

La industria lechera tiene mucho camino por delante, luego de que se enfermaron 300.000 bebés y murieron por lo menos 6 en el 2008 cuando agricultores e intermediarios mezclaron leche con melamina, un químico derivado del carbón, para falsear mediciones de proteínas.

“Hay una creciente demanda de leche, mientras que el rebaño doméstico de vacas lecheras no alcanza y el rendimiento lechero es bajo”, dijo Chen Lianfang, un analista destacado de Beijing Orient Agri-business Consultant Co. Ltd.

Tras el escándalo de la melamina, la demanda de leche cayó y los productos lácteos chinos fueron evitados. Los pequeños productores sacrificaron sus vacas y cerró el 40 por ciento de los establecimiento pequeños.

En este momento hay una fuerte demanda por más ganado para la reproducción ya que el gobierno promociona establecimientos lecheros grandes y modernos para reemplazar a muchos criadores pequeños.

Las importaciones de vacas lecheras llegaron a 100.000 cabezas en el 2011, estimó Chen, en alza frente a 80.000 cabezas el año anterior. La mayoría llega de Nueva Zelanda y Australia, con Uruguay como el tercer país desde donde se permiten las importaciones.

Eso plantea problemas ya que el ganado lechero en esos tres países suele ser alimentado con el pastoreo. China tiene escasez de pastizales fértiles y ricos y, en cambio, está desarrollando establecimientos a gran escala donde las vacas permanecen en granjas y se alimentan de forraje.

“Tras el incidente de la melamina, la industria lechera toma como prioridades la calidad y la mejora de las vacas lecheras”, dijo Dou Ming, que publica “Holstein Farmers”, una revista china.

“Se construyeron o planearon muchos establecimiento lecheros grandes, con más de mil cabezas cada uno”, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below