ANALISIS-China incrementa ajuste de suministro mundial de maíz

jueves 8 de marzo de 2012 09:46 ART
 

Por Niu Shuping y Naveen Thukral

PEKIN/SINGAPUR, 8 mar (Reuters) - Pekín y el influyente departamento estadounidense de Agricultura podrían haber sobrestimado la cosecha de maíz de China por hasta 14 por ciento, lo que implicaría un aumento de las importaciones por parte del gigante asiático, el segundo mayor consumidor mundial del grano.

Esto a su vez podría restringir aún más un suministro global que ya se está volviendo estrecho.

Si China llena la brecha entre el suministro local previsto y el real con importaciones adicionales de maíz, esto impulsaría un alza de los precios internacionales, que en la actualidad están cerca de sus niveles máximos en cuatro meses.

Los mercados de trigo también podrían sentir el impacto si Pekín toma el cereal como sustituto del maíz en el forraje animal.

"Muchos son escépticos sobre la cifra de producción de maíz", dijo Li Qiang, un analista de JC Intelligence (JCI), una consultora destacada. "La industria esperaba un incremento de la producción, pero no de tanto como lo que dice la Oficina".

La Oficina Nacional de Estadísticas de China dijo que los productores tuvieron una cosecha récord de maíz en el 2011 de 191,8 millones de toneladas.

Sin embargo, los funcionarios locales muy entusiastas suelen sobrestimar el tamaño de las cosechas en China para impresionar a las autoridades centrales y ganar subsidios más grandes.

Una investigación de Reuters basada en mediciones de algunas cooperativas, comercializadoras claves y JCI sugiere que Pekín sobrestimó el tamaño de la cosecha por entre 6,8 millones de toneladas y 24 millones de toneladas, el equivalente a entre 12 días y 44 días de consumo.

El impacto de unos suministros más ajustados de lo esperado ya se está notando en el mercado doméstico. La competencia por el suministro entre procesadoras de la industria local y las agencias procuradoras del Estado está impulsando un alza de los precios.

Los compradores estatales de granos luchan por reponer las agotadas existencias nacionales, lo que eleva el riesgo de que el gobierno limitará las compras de las procesadoras, a cuya rápida expansión Pekín culpa, por considerar que amenaza al suministro de granos del país. (Editado por Gabriel Burin)