Enbridge revertirá oleoducto entre Golfo México y centro de EEUU

miércoles 16 de noviembre de 2011 12:32 ART
 

Nov 16 (Reuters) - Enbridge superó a sus competidores en la carrera por enviar grandes volúmenes de petróleo desde el centro de Estados Unidos hacia el enorme núcleo refinador de la costa estadounidense del Golfo de México, tras la adquisición del oleoducto Seaway de ConocoPhillip por 1.150 millones de dólares.

Enbridge (ENB.TO: Cotización) y Enterprise Products Partners (EPD.N: Cotización), que posee el 50 por ciento restante del ducto Seaway de 350.000 barriles por día (bpd), dijeron el miércoles que planean revertir el flujo de la tubería que actualmente transporta crudo desde la costa estadounidense del Golfo de México hacia el centro de almacenamiento de Cushing, Oklahoma.

Revertir el oleoducto incrementará el flujo de petróleo desde Cushing, el punto de entrega de los contratos estadounidenses, hacia la costa estadounidense del Golfo de México.

La línea operaría inicialmente a una capacidad de 150.000 bpd en el segundo trimestre del 2012, dijo Enbridge.

En tanto, la instalación de nuevas estaciones y las modificaciones necesarias para apuntalar los flujos a 400.000 bpd serán completadas a inicios del 2013.

La adquisición de la participación en Seaway por parte de Enbridge se completaría en diciembre, dijo ConocoPhillips (COP.N: Cotización).

Los inventarios en la región central de Estados Unidos han aumentado este año debido a los crecientes suministros de Canadá y Dakota del Norte, lo que ayudó a impulsar la prima del crudo Brent frente al estadounidense a un récord de más de 28 dólares por barril en octubre.

La prima del crudo Brent frente al estadounidense cayó cerca de 3 dólares, por debajo de 10 dólares el barril tras el anuncio, el menor nivel desde marzo del 2011.

En otro acuerdo, ConocoPhillips dijo además que venderá su participación de 16,55 por ciento en Colonial Pipeline Co y Colonial Ventures LLC a una subsidiaria del fondo de pensiones Caisse de Depot et Placement du Quebec.

Los acuerdos de ConocoPhillips que involucran oleoductos, que forman parte de su estrategia para deshacerse de activos en lugares que no se consideran estratégicos, totalizaron 2.000 millones de dólares, dijo la petrolera estadounidense.

(Reporte de Anna Driver en Houston y Matt Robinson y Mike Erman en Nueva York)