ACTUALIZA 3-Huracán Rina se debilita rumbo al Caribe mexicano

miércoles 26 de octubre de 2011 16:55 ART
 

* Turistas y residentes se preparan para la tormenta
    * Afectaría Cancún, Cozumel, Playa del Carmen y Tulum
    * Vuelos de llegada cancelados en aeropuerto de Cancún
   
    (Actualiza con datos de la tormenta, citas y evacuados)
    Por Isela Serrano
    CANCUN, México, oct 26 (Reuters) - El huracán Rina, que se
debilitó el miércoles a categoría 1, se dirigía a centros
turísticos clave del Caribe mexicano como Cancún y Playa del
Carmen, donde turistas y pobladores tomaban medidas para
resguardarse de la tormenta.
    Rina, que según los pronósticos sería uno de los últimos
ciclones de la actual temporada, se desplazaba en dirección
oeste-noroeste, a una velocidad lenta de 9 kilómetros por hora,
con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora, dijo
el Centro Nacional de Huracanes (CNH) a las 1730 GMT.
    De todas maneras, Rina arrojaría mucha lluvia en la región
y provocaría olas altas, por lo que las autoridades mexicanas
recomendaban no exponerse.
    "Lo que el servicio meteorológico nacional recomienda es
estar muy pendiente de la evolución de estos sistemas.
Acuérdense de que los huracanes no tienen palabra de honor",
dijo en rueda de prensa el coordinador del Servicio
Meteorológico Nacional, Adrián Vázquez.
    El secretario de Turismo del estado de Quintana Roo, donde
se ubican los balnearios, informó que la mayoría de los hoteles
servirán como autorrefugios para los 82,000 turistas que se
encuentran en la zona, siempre y cuando el huracán no se
intensifique.
    El funcionario pidió no visitar el estado, ubicado en la
península de Yucatán, hasta que pasen los efectos de Rina.
    "Las recomendaciones para las personas que pensaban viajar
en este momento es que no lo hagan, que traten de cambiar sus
reservaciones para otra ocasión", recomendó.
    El aeropuerto de Cancún, operado por Asur (ASURB.MX: Cotización), dijo
que había nueve vuelos de llegada cancelados y que los de
salida operaban normalmente.
    Unos 2,800 habitantes y 200 turistas de la paradisíaca isla
de Holbox, al norte del estado, fueron evacuados debido a que
se trata de un territorio bajo, muy propenso a inundaciones y a
la furia del mar en caso de tormenta.
    El martes fueron evacuados cientos de pobladores de Punta
Allen, al sur de Cancún, y de Banco Chinchorro, un pequeño
centro de buceo al sur del estado.
    El centro de Rina se ubicaba a media tarde del miércoles a
unos 290 kilómetros al sur-sureste de la isla de Cozumel,
famosa por sus centros de buceo y sus arrecifes coralinos.
   
    COMPRAS DE PANICO, VENTANAS PROTEGIDAS
    Cancún, importante fuente de divisas para México, fue
azotado en el 2005 por el huracán Wilma, que provocó daños
millonarios y deterioró sus famosas playas de blancas arenas,
que todavía se encuentran en recuperación.
    "Todos aquí parecen saber qué hacer cuando ocurra, entonces
creo que vamos a estar bien", dijo a Reuters María Rodríguez,
una estadounidense de Filadelfia, mientras corría en la playa.
    Otros no estaban tan conformes. En el aeropuerto de Cancún
algunos turistas habían decidido acortar su estadía y regresar
a casa, pero muchos no lo habían logrado porque los vuelos
estaban llenos.
    En Playa del Carmen, donde es probable que el centro del
huracán toque tierra, los supermercados sufrían
desabastecimiento por compras de pánico el lunes y martes ante
temores de la población de que el huracán provoque el cierre de
comercios durante varios días.
    "Ya aquí muchos tapiaron sus ventanas con maderas, las
autoridades dijeron que ya desde la tarde no debe haber nadie
en la calle. Por suerte hicimos compra el fin de semana porque
ya no hay nada en supermercados y las gasolineras igual", dijo
Flor Razo, una fabricante de bisutería en ese centro
turístico.
    El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, decretó la
suspensión de clases en todos los municipios a lo largo de la
costa norte del estado para evitar el tránsito de vehículos y
facilitar las labores de Protección Civil.
    Había unos 1,130 refugios preparados para recibir
principalmente a la población más vulnerable, que vive en zonas
bajas.
    El miércoles, las compañías que administran parques marinos
alrededor de Cancún trasladaron a más de dos decenas de
delfines, algunos de ellos hembras preñadas, a zonas más
seguras.
    La trayectoria esperada del huracán indicaba que Rina
golpeará el Caribe mexicano pero luego se desviaría hacia el
noreste sin atravesar la península de Yucatán, con lo cual las
plataformas petroleras mexicanas en el Golfo de México no se
verían afectadas.
    Un portavoz de la petrolera estatal mexicana Pemex dijo que
las operaciones en el Golfo de México se realizaban con
normalidad.
    "Parece que la ruta no va a tocar plataformas", dijo.
    (Reporte adicional de Adriana Barrera y Patrick Rucker;
Escrito por Anahí Rama; editado por Lucila Sigal)