Sentido Común-En México, palabras de Carstens alejan intervención

viernes 27 de mayo de 2016 11:11 ART
 

27 mayo (Sentido Común) - Tras la caída reciente de más de 6.5 por ciento del peso frente al dólar en mayo y luego de la publicación de la minuta de la última reunión de Banco de México, hace una semana, que abría la posibilidad a un aumento a la tasa de interés de referencia, incluso antes que la Reserva Federal estadounidense, algunos observadores comenzaron a ponderar si las autoridades monetarias y financieras locales podrían tomar medidas agresivas similares a las implementadas a mediados de febrero.

En ese entonces, el banco central mexicano subió la tasa de interés medio punto porcentual de manera inesperada y la Comisión de Cambios, la entidad encargada de vigilar la evolución del peso frente al dólar, suspendió sus ventas diarias de divisas para salir a vender de forma discrecional 2,000 millones de dólares.

Muchos así, ante la volatilidad reciente del peso, creían que podrían repetirse en breve medidas similares.

Esto, claro, hasta antes de que Agustín Carstens, el gobernador de Banco de México, dijera durante la conferencia de prensa que siguió a su presentación trimestral de la evolución de la inflación del país en el primer trimestre, que él y las otras autoridades monetarias descartaban que México atravesase por una situación similar a la de hace tres meses, como para ameritar medidas extraordinarias.

"Yo no creo que éste sea un fenómeno, (la caída de nuestra moneda), exclusivo de México", dijo Carstens, en referencia a la depreciación del peso contra el dólar. En febrero, cuando se tomaron las medidas conjuntas con la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, "algunos de los movimientos erráticos que tuvo el tipo de cambio se debían a que algunos algoritmos y participantes del mercado estaban tratando de anticiparse a las decisiones del Banco de México, tomando ventaja de la intervención del banco en el mercado, lo cual ya no lo hemos visto en estas fechas".

Así, frente a este comentario, quienes consideraban que las autoridades podrían tomar medidas excepcionales, han cambiado de parecer.

Banco de México "destacó que la reciente depreciación del peso se ha dado en condiciones ordenadas y no ha habido ataques especulativos", escribió el banco BBVA Bancomer, en un reporte tras los comentarios del gobernador del banco central mexicano. "Una alza extraordinaria de tasas en México es menos probable".

Los comentarios de los analistas sobre una posible alza a las tasas o una venta repentina de dólares se basaron en que la minuta de la última reunión dejó entrever que al menos la junta de gobierno del banco central discutió, como era normal que hiciera, esos tópicos.

Un miembro, no identificado por la minuta, dijo que veía "espacio suficiente para subir la tasa de interés de referencia sin afectar significativamente la actividad económica".   Continuación...