Credit Suisse y HSBC rechazan acusaciones de evasión tributaria de "Papeles de Panamá"

martes 5 de abril de 2016 10:55 ART
 

HONG KONG/SINGAPUR, 5 abr (Reuters) - Credit Suisse y HSBC, dos de los mayores administradores de riqueza del mundo, rechazaron el martes sugerencias de que estuvieran usando activamente estructuras "offshore" para ayudar a sus clientes a evadir impuestos.

Sus comentarios fueron formulados un día después de que una filtración de documentos de un bufete de abogados panameño especializados en el establecimiento de empresas "offshore" mostró el uso generalizado de esos instrumentos por parte de bancos globales en beneficio de sus clientes, y dio inicio a una serie de investigaciones gubernamentales en todo el mundo.

Los llamados "Papeles de Panamá", revelados gracias a una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), dejaron al descubierto los arreglos financieros de políticos y figuras públicas, incluyendo a amigos del presidente ruso, Vladimir Putin, a familiares de los primeros ministros de Gran Bretaña, Islandia y Pakistán, y del presidente de Ucrania.

El presidente ejecutivo de Credit Suisse, Tidjane Thiam, que busca agresivamente a los clientes más acaudalados de Asia para lograr crecimiento, afirmó que su banco sólo persigue activos legales.

"Como compañía, como un banco sólo alentamos el uso de estructuras cuando existe un propósito económico legítimo", dijo en una conferencia de prensa Thiam, quien asumió el mando del segundo banco más grande de Suiza el año pasado.

En forma separada, HSBC sostuvo que los documentos datan de una fecha previa a una exhaustiva reforma a su modelo de negocios.

"Las acusaciones son históricas, en algunos casos se remontan a 20 años, una fecha previa a nuestras reformas significativas y bien publicitadas implementadas en los últimos años", dijo Gareth Hewett, un portavoz de HSBC con sede en Hong Kong.

HSBC y Credit Suisse fueron nombrados entre los bancos que ayudaron a establecer complejas estructuras que hacen difícil para los recolectores de impuestos e investigadores rastrear el flujo de dinero de un lugar a otro, afirmó la ICIJ, que basó sus reportes en los documentos filtrados del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca.

Más de 500 bancos, sus subsidiarias y sucursales registraron a casi 15.600 empresas ficticias con Mossack Fonseca, según el análisis de los registros realizado por ICIJ. La gran mayoría de ellas fueron creados desde la década de 1990, añadió el ICIJ en su sitio web. (Reporte de Lisa Jucca, Denny Thomas y Saeed Azhar. Editado en español por Patricio Abusleme)