13 de octubre de 2014 / 7:14 / hace 3 años

Bolsas de Asia ceden por inquietud sobre el crecimiento, datos de China ofrecen poca ayuda

4 MIN. DE LECTURA

Por Ian Chua

SÍDNEY, 13 oct (Reuters) - Las bolsas de Asia se tambaleaban el lunes a mínimos en siete meses, y los precios del crudo cotizaban cerca de mínimos en cuatro años luego de que unos datos comerciales prometedores desde China no lograron animar a un mercado que sigue preocupado por el crecimiento global.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón caía un 0,8 por ciento, extendiendo el retroceso de un 1,1 por ciento de la semana pasada.

En China, el índice CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen restaba un 1,0 por ciento.

El índice Hang Seng de Hong Kong caía un 0,6 por ciento y el referencial surcoreano KOSPI cedía un 0,9 por ciento. El principal índice de Australia restaba un 0,7 por ciento.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio se ahorró el dolor gracias a un día feriado.

Los descensos en los mercados asiáticos se produjeron después de que el índice S&P 500 de acciones en Estados Unidos cayó un 1,2 por ciento el viernes.

Los inversores han estado recortando sus apuestas en los activos de riesgo en momentos en que Europa contempla la posibilidad de una recesión, la economía de Japón se tambalea, el crecimiento de China se ralentiza y la Reserva Federal de Estados Unidos se encamina a poner fin a su programa de compra de bonos.

El índice MSCI de Asia ha caído en las semanas últimas cinco semanas y ha retrocedido un 10 por ciento desde un máximo en casi siete años que anotó a principios del mes pasado.

Sin embargo, cifras reportadas el lunes que mostraron que las exportaciones e importaciones chinas superaron las expectativas hicieron poco por restaurar la confianza del mercado.

"Todavía estoy un poco indeciso sobre adoptar una posición alcista por el crecimiento de las exportaciones, sólo hay que mirar el estado de la economía global", dijo Louis Kuijs, economista jefe para China de RBS en Hong Kong.

De hecho, los analistas esperan que unos datos que serán reportados la próxima semana muestren que la economía de China creció a su ritmo más débil en más de cinco años en el tercer trimestre por el peso de una desaceleración del mercado inmobiliario sobre la demanda.

Tales eran las preocupaciones sobre el crecimiento global que los países miembros del FMI pidieron el sábado una acción audaz para reforzar la recuperación económica mundial e identificaron a Europa como una de sus preocupaciones principales.

La inquietud ha ayudado a apuntalar al yen, visto como refugio seguro, que subió a un máximo en 11 meses frente al euro de 135,56 unidades. El lunes cotizaba a 135,90 yenes.

La moneda japonesa llegó a un máximo en un mes contra el dólar de 107,06 unidades alejándose de un mínimo en seis años de 110,09 yenes que alcanzó a principios de este mes.

Las materias primas también han sido muy golpeadas, especialmente el petróleo, que también tiene que lidiar con un suministro abundante.

El crudo Brent de Londres ha restado 25 dólares desde junio y el viernes se acercó a 88 dólares el barril por primera vez en casi cuatro años. El lunes cotizaba a 88,90 dólares.

Los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres subían un 0,7 por ciento a 6,692 dólares por tonelada. El oro al contado operaba a 1,231 dólares la onza, luego de desplomarse la semana pasada a un mínimo en 15 meses de 1.183,46 dólares. (Editado en español por Carlos Aliaga)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below